El maltrato psicológico como causa de desheredación.

El maltrato psicológico, como causa de desheredación, ya ha sido referenciado es este espacio en los siguientes post, así como la doctrina jurisprudencial prudencia aplicable.

¿Puedo disponer en mi testamento una cláusula para desheredar expresamente por indignidad?. ¿cuáles son los requisitos?. En que que desarrollamos indignidad para suceder, como hecho de la exclusión de una persona de la sucesión de su causante por el hecho de haber llevado a cabo en contra de éste un acto que la ley califica como reprobable.

Causas de indignidad en la sucesión. Referido al veto que emana de la conducta reprochable observada por el indigno y se funda en la presunción iuris tantum de que el causante hubiera excluído de la sucesión al indigno si hubiese tenido conocimiento del hecho constitutivo de la indignidad.

Sucesiones en uniones de hecho.¿Puedo heredar de mi pareja? Referido a una de las cuestiones más problemáticas y controvertidas, en lo concerniente a las uniones o pareja de hecho, es precisamente esta, la cuestión sucesoria. Esto es, si el conviviente o miembro de la unión tiene o no referencia alguna, en lo que a legislación sucesoria aplicable.

El motivo de esta publicación, nace ante la problemática que conlleva la falta de regulación normativa y reguladora en materia sucesoria; no existiendo, en tal sentido, amparo en legislación civil común.

En la presente sentencia dictada por el Tribunal Supremo, contempla y desarrolla, los aspectos relativos a la interpretación del concepto de maltrato de obra que contempla el artículo 853.2 del Código Civil; así como en lo relativo a la dignidad de la persona, en lo concerniente a la disposición testamentaria por parte de la causantes, y madre el demandante y recurrente.

Es ésta una cuestión de vital trascendencia, toda vez, que, como hemos reseñado en nuestros post, es una cuestión de prueba, la cual debe ser clara y contundente, para que tenga efectos en el ámbito de disposición por parte del testador, y por tanto en el ámbito sucesorio.

Además de ello, puntualiza y aplica el criterio del órgano judicial, en los relativo a la doctrina de los actos propios respecto de lo dispuesto en el artículo 7.1 del Código Civil.

Primera instancia.-

Demanda.-

D. Raimundo y Lázaro, interpuso demanda de juicio ordinario, contra D. Luis Pedro, bajo la alegando los hechos y fundamentos de derecho que consideró de aplicación, terminó suplicando al Juzgado se dictara sentencia por la que:

  • La nulidad de las causas de desheredación contenida en el Expone I y II del testamento otorgado por la causante en fecha 3 de agosto de 2009 ante el Notario José Ignacio Uranga, bajo protocolo n.º 1889;
  • La nulidad de la institución de heredero único y universal a favor del demandado y
  • La inclusión de los demandantes como herederos universales en igualdad de condiciones que el demandado; así como al pago de las costas procesales al demandado”.

D. Luis Pedro , contestó a la demanda, oponiendo los hechos y fundamentos de derecho que consideró de aplicación, terminó suplicando al Juzgado dictase en su día sentencia por la que:

  • Inadmitir y subsidiariamente, desestimar íntegramente la demanda.
  • Inadmitir y, subsidiariamente, desestimar el primer otrosí de la demanda, relativo al requerimiento de aceptación de herencia, también, al amparo de todo lo expuesto, en especial en los Hechos sexto y séptimo y Fundamentos de derecho II, 4.
  • La imposición de costas a los actores”.

En el mismo escrito, formula demanda reconvencional, alegando los hechos y fundamentos de derecho que estimó de aplicación y terminaba suplicando:

“Se estime la reconvención y se declare:

1. La plena propiedad de Doña Valle respecto a la totalidad de la vivienda sita en ALAMEDA000 , n° NUM000 , NUM001 NUM002 , Bilbao (finca Registra]: NUM003 del Registro de la Propiedad de Bilbao n° 2), como mínimo, desde el 02.02.2005, una vez transcurridos 30 años desde el fallecimiento de su esposo, producido el 01.02.1975;así se reconoce, en el Hecho segundo de la demanda, y hasta su fallecimiento.

2. La plena propiedad de Don Luis Pedro , respecto del mismo inmueble, con efecto, como mínimo, desde el fallecimiento de Doña Valle , producido el 28.07.2011, según queda acreditado en autos.

3. Se expida mandamiento al Registro de la Propiedad correspondiente, a fin de que proceda a inscribir la titularidad de Don Luis Pedro, o subsidiariamente, caso de exigirlo así el Registro, de las dos titularidades sucesivas, esto es, de Doña Valle y Don Luis Pedro .

4. Todo ello con imposición de costas a los demandados D. Raimundo y D. Lázaro “.

Previos los trámites procesales correspondientes y la práctica de la prueba propuesta por las partes y admitida, se dictó sentencia por el Juzgado de Primera Instancia número 8 de Bilbao, dictó sentencia con fecha 25 de mayo de 2015 , cuya parte dispositiva es como sigue:

“Desestimar la demanda presentada por D. Raimundo y D. Lázaro contra D. Luis Pedro absolviendo al expresado demandado de todos los pedimentos contenidos en la demanda, con imposición de costas a los demandantes.

“Desestimar la demanda reconvencional presentada por lD. Luis Pedro contra D. Raimundo y D. Lázaro absolviendo a los expresados demandados de todos los pedimentos contenidos en la demanda, con imposición de costas al demandante”.

Segunda Instancia. Audiencia Provincial de Vizcaya.-

Recurso de Apelación.-

Por la representación procesal de D. Raimundo y de D. Lázaro, se interpuesto Recurso de Apelación.

En Noviembre de 2015; la Sección 3.ª de la Audiencia Provincial de Vizcaya, dictó sentencia, cuya parte dispositiva es como sigue:

Que desestimando el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de Raimundo y Lázaro y desestimando el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de Luis Pedro contra la sentencia dictada por el procedimiento ordinario de mayo de 2015, debemos confirmar como confirmamos dicha resolución con imposición a cada parte apelante de las costas causadas en esta alzada por mor del propio recurso desestimado“.

Tercera Instancia. Tribunal Supremo.-

Recurso de Casación.-

Contra la expresada sentencia interpuso:

  • Recurso de casación.
  • Recurso extraordinario por infracción procesal, por los siguientes motivos:
    • por infracción del artículo 217.6 LEC sobre la carga de la prueba en relación con el artículo 850 CC .
    • Incongruencia extra petita: pretensiones de las partes. Infracción de los artículos 216 y 218.1 LEC en relación con el artículo 24 CE .
    • Modificación del objeto del proceso. Infracción de los artículo 216 , 218.1 ; 426 y del artículo 412.1 LEC en particular, en relación con el artículo 24 CE .
    • arbitraria, ilógica o absurda valoración de la prueba de la prueba relativa a la testifical de Inés , que vulnera el derecho a la tutela judicial efectiva recogido en el artículo 24 CE , al amparo del artículo 469.1.2 .º y 4.º LEC por infracción del artículo 218.1 y 2 LEC .
    • arbitraria, ilógica o absurda valoración del testamento per se como prueba de la existencia de las causas de desheredación vulnera el derecho a la tutela judicial efectiva del artículo 24 CE , al amparo del artículo 469.1.2 .º y 4.º LEC por infracción del artículo 218.1 y 2 LEC .
    • Arbitraria, ilógica o absurda valoración de la carta de la madre como prueba de la existencia de las causas de desheredación, que vulnera el derecho a la tutela judicial efectiva del artículo 24 CE , al amparo del artículo 469.1.2 .º y 4.º LEC por infracción de los artículos 218.1 y 2 y 326.1 y 2 LEC .

Respecto de estas cuestiones planteadas respecto del Recurso por infracción procesal, no por cederemos a entrar, toda vez que no es el fundamento del presente post.

Desheredación y artículo 853 del Código Civil.-

El maltrato psicológico como causa de desheredación. Doctrina jurisprudencial aplicable.

Los recurrentes, al amparo de lo dispuesto en el ordinal 3.º del artículo 477, apartado 2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, interponen recurso de casación que articulan en 8 motivos, que son los que procederemos a reseñar.

  • Motivo primero.-

Los recurrentes denuncian la infracción del artículo 7.1 del Código Civil y la jurisprudencia sobre la doctrina de los actos propios al no haberse aplicado al demandado por la posición que sostuvo en la contestación a la demanda en las que incidió sólo en las injurias a su madre como causa de desheredación.

  • Motivo segundo.-

Los recurrentes denuncian la infracción del artículo 853.2 del Código Civil y la jurisprudencia sobre los actos propios a los demandantes al considerar que ejercitaban de manera solidaria las acciones de impugnación de las causas de desheredación.

Dado la conexión entre ambos motivos se procede a su examen conjunto.

Los motivos deben ser desestimados.

La contestación a la demanda y, por extensión, las alegaciones realizadas en la misma, no pueden considerarse como una conducta que quede comprendida en la denominada doctrina de los “actos propios”, respecto del propio procedimiento en el cual se integran.

  • Motivo tercero.-

Los recurrentes denuncian la infracción del artículo 675 del Código Civil y de la jurisprudencia sobre la interpretación del testamento.

En el desarrollo del motivo argumentan que la sentencia recurrida ha interpretado erróneamente el testamento y no ha tenido en cuenta otros documentos (anexo del depósito bancario y hecho nuevo) que prueban que su voluntad no era desheredar a los demandantes.

El motivo debe ser desestimado.

Los recurrentes pretenden desvirtuar la declaración de voluntad contenida en el testamento por hechos ajenos a la misma que no integran o complementan la voluntad testamentaria, caso del depósito bancario que carece de trascendencia mortis causa, artículo 667 del Código Civil.

  • Motivo cuarto.-

Infracción de los artículos 737 y 853.2 del Código Civil y de la jurisprudencia sobre la existencia de las causas de desheredación al tiempo de otorgarse testamento.

En el desarrollo del motivo argumentan que las causas de desheredación no se produjeron al tiempo del otorgamiento del testamento y no han resultado probadas.

El motivo debe ser desestimado.

Los recurrentes alteran la base fáctica que expresamente declara probada la sentencia recurrida artículo 483 apartado 2, parágrafo 4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

  • Motivo quinto.-

Infracción del artículo 853.2 del Código Civil y de la jurisprudencia sobre el maltrato psicológico y las injurias como causas de desheredación.

En síntesis, en el desarrollo del motivo argumentan que la sentencia recurrida ha omitido cualquier referencia al concepto de maltrato psicológico y que, en todo caso, sólo podía haber justificado la desheredación por la vía de las injurias hacia la testadora.

El motivo debe ser desestimado.

En primer lugar, en contra de lo alegado por los recurrentes, hay que precisar que la sentencia recurrida, de modo expreso, sustenta su fundamentación jurídica desde el concepto del maltrato psicológico dado por esta Sala en sus sentencias de 2014 y 2015, entre otras.

Dichas resoluciones; y en relación a la cuestión que plantea el presente recurso de casación, esto es, la interpretación del concepto de maltrato de obra que contempla el artículo 853.2 del Código Civil , debe señalarse que la reciente jurisprudencia de esta Sala se ha ocupado de esta figura.

En este sentido, interesa destacar el proceso interpretativo que desarrolla la citada sentencia, al hilo de su fundamento de derecho segundo, en los siguientes términos:

En primer lugar, y en orden a la caracterización general de la figura debe señalarse que aunque las causas de desheredación sean únicamente las que expresamente señala la ley, artículo 848 del Código Civil, y ello suponga su enumeración taxativa, sin posibilidad de analogía, ni de interpretación extensiva; no obstante, esto no significa que la interpretación o valoración de la concreta causa, previamente admitida por la ley, deba ser expresada con un criterio rígido o sumamente restrictivo.

Esto es lo que ocurre con los malos tratos o injurias graves de palabra como causas justificadas de desheredación, artículo 853.2 del Código Civil que, de acuerdo con su naturaleza, deben ser objeto de una interpretación flexible conforme a la realidad social, al signo cultural y a los valores del momento en que se producen.

En segundo lugar, y en orden a la interpretación normativa del maltrato de obra como causa justificada de desheredación, en la línea de lo anteriormente expuesto, hay que señalar que, en la actualidad, el maltrato psicológico, como acción que determina un menoscabo o lesión de la salud mental de la víctima, debe considerarse comprendido en la expresión o dinamismo conceptual que encierra el maltrato de obra.

En efecto, en este sentido la inclusión del maltrato psicológico sienta su fundamento en nuestro propio sistema de valores referenciado, principalmente, en la dignidad de la persona como germen o núcleo fundamental de los derechos constitucionales, artículo 10 CE, y su proyección en el marco del Derecho de familia como cauce de reconocimiento de los derechos sucesorios, especialmente de los derechos hereditarios de los legitimarios del causante, así como en el propio reconocimiento de la figura en el campo de la legislación especial; caso, entre otros, de la Ley Orgánica de protección integral de la violencia de género, 1/2004.

La inclusión del maltrato psicológico, como una modalidad del maltrato de obra, en la línea de la voluntad manifestada por el testador, esto es, de privar de su legítima a quienes en principio tienen derecho a ella por una causa justificada y prevista por la norma, viene también reforzada por el criterio de conservación de los actos y negocios jurídicos que esta Sala tiene reconocido no solo como canon interpretativo, sino también como principio general del derecho con una clara proyección en el marco del Derecho de sucesiones en relación con el principio de ‘favor testamenti

La doctrina reiterada del Tribunal Supremo, interpretativa de las causas de desheredación por ingratitud previstas en el articulo 756 del Código Civil, en el sentido que:

  • En materia de interpretaciones de las causas de indignidad para suceder, debe utilizarse un criterio restrictivo, y en caso de duda, debe estarse a favor del supuesto indigno.
  • No se pueden confundir el aspecto sentimental, ético o moral de las circunstancias o actuaciones reprochables, con su apreciación y valoración jurídica, a efectos de la declaración de ingratitud.
  • Debe tenerse en cuenta, el verdadero estado de necesidad económica del beneficiario.
  • El incumplimiento debe ser grave, permanente e importante.

En dichas sentencias, el maltrato psicológico se configura como una injustificada actuación del heredero que determina un menoscabo o lesión de la salud mental del testador o testadora, de forma que debe considerarse comprendida en la expresión que encierra el maltrato de obra en el artículo 853.2 del Código Civil.

En el presente caso, la sentencia recurrida considera acreditado que ambos hermanos incurrieron en una conducta de menosprecio y abandono familiar respecto de su madre, sin justificación alguna y sólo imputable a los mismos.

En segundo lugar, hay que señalar que los recurrentes incurren en una petición de principio; o hacer supuesto de la cuestión cuando sustentan que el único cauce posible para la desheredación en el presente caso era la acreditación de las injurias contra su madre, con exclusión del maltrato psicológico.

  • Motivo sexto.-

Infracción de los artículos 737 y 739 del Código Civil , así como la jurisprudencia sobre revocación de derecho de un testamento anterior por otro posterior.

En el desarrollo del motivo argumentan que el referido anexo del depósito a plazo fijo gestionado por Catalunya Caixa debe considerarse como un “testamento de facto“, pues contempla la declaración de la testadora de que sea repartido en partes iguales entre sus hijos.

El motivo debe ser desestimado.

Aparte de lo ya expuesto en el examen del recurso extraordinario por infracción procesal, motivo séptimo y decimocuarto de dicho recurso, el referido anexo del depósito bancario no tiene el valor de una declaración testamentaria “mortis causa”( artículo 677 del Código Civil).

Además, la entidad bancaria negó que tuviera constancia de dicho anexo en sus archivos.

  • Motivo séptimo.-

Infracción de los artículos 768 , 858 , 881 y 882 del Código Civil, respecto de la institución de heredero, legatario, así como la jurisprudencia sobre los legados.

En el desarrollo del motivo, en línea con lo argumentado en el motivo anterior, los recurrentes sostienen que el referido anexo, si no se califica de testamento, debe tener la consideración de legado.

El motivo debe ser desestimado conforme a la fundamentación expuesta en el motivo anterior, dicho documento carece de trascendencia o finalidad mortis causa ( art. 677 del Código Civil). La sucesión mortis causa.

  • Motivo octavo.-

Infracción del art. 856 del Código Civil y de la jurisprudencia sobre la reconciliación como causa que deja sin efecto la desheredación testamentaria, así como la vulneración del artículo 14 CE .

En el desarrollo del motivo argumentan que el estatus económico del hijo no puede ser tenido en cuenta para la no aplicación del artículo 856 del Código Civil en materia de desheredación, pues hubo reconciliación con su hijo Raimundo que convivió con su madre en sus últimos meses de vida.

El motivo debe ser desestimado.

Los recurrentes con la formulación de este motivo pretenden, en definitiva, alterar la base fáctica de la sentencia recurrida, que llega a la conclusión de que no hubo reconciliación de la madre con su hijo Raimundo no sólo con base en que el acercamiento de este hijo fue por motivos económicos, sino también en atención a las circunstancias y hechos anteriores y coetáneos a su convivencia con la testadora.

La desestimación del recurso extraordinario por infracción procesal y del recurso de casación comporta que las costas causadas por los mismos se impongan a la parte recurrente, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 398.1 LEC .

Asimismo, procede ordenar la pérdida de los depósitos constituidos para la interposición de los citados recursos, de conformidad con lo establecido en la disposición adicional 15.ª LOPJ .

FALLO:

Por todo lo expuesto, en nombre del Rey y por la autoridad que le confiere la Constitución, esta sala ha decidido

  • Desestimar el recurso extraordinario por infracción procesal y el recurso de casación interpuestos por la representación procesal de D. Raimundo y de D. Lázaro contra la sentencia dictada, con fecha 5 de noviembre de 2015, por la Audiencia Provincial de Bilbao, sección 3.ª
  • Imponer las costas de dichos recursos a la parte recurrente.
  • Ordenar la pérdida de los depósitos constituidos para la interposición de sendos recursos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s