Derecho Hereditario. ¿Qué es la Herencia?

En primer lugar debemos puntualizar que el derecho sucesorio y en derecho hereditario, están sumamente vinculados, como vimos en nuestro post, publicado recientemente, ¿Qué es el Derecho Sucesorio?

El derecho sucesorio supone o se concibe como el conjunto de normas que fundamentan y regulan la sucesión de una persona a su fallecimiento.

Por su parte en derecho hereditario, supone el conjunto de normas que regula la herencia, por tanto el lector se preguntará que es eso de la herencia.

Podemos determinar la herencia como el conjunto de bienes derechos y obligaciones existentes al fallecimiento de una persona o causante, los cuales no se extinguen a la muerte de este; en términos coloquiales, el derecho sucesorio, es el conjunto de normas que regulan la herencia del fallecido, consistiendo la herencia en el conjunto de bienes, derechos y obligaciones, que componen todo su patrimonio, salvo aquello bienes derechos y obligaciones que se extinguen a la muerte del causante. Por tanto supone el total del patrimonio que sobrevive al titular del mismo, tras el fallecimiento, consistente por el conjunto de todos los derechos y obligaciones patrimoniales y transmisibles mortis causae, y que deja a su fallecimiento.

Así los dispone el artículo 659 del Código Civil, al disponer que, la herencia comprende todos los bienes, derechos y obligaciones de una persona, que no se extingan por su muerte.

Por lo tanto el o los herederos, sucederá al difunto o causante, por el mero hecho de fallecer, en todos los derecho y obligaciones de los que el mismo fuera titular o estuviera obligado; tal y como establece el artículo 661 del Código Civil.

La Doctrina determina, y da  sentido al concepto de herencia desde dos aspectos;

  • Objetivo; lo que supone el conjunto de bienes y relaciones patrimoniales que son objeto de la sucesión.

  • Subjetivo; el que equivale a sucesión universal, lo que supone que el heredero se subroga en el la totalidad de derechos y obligaciones existentes al fallecimiento del causante.

  • Además de estos dos aspectos, existe un sector doctrinal que entiende por herencia el remanente de bines del causante que queda después de pagar los legados y deudas hereditarias, de modo que, de no existir remanente, no habría herencia.

Respecto de de la naturaleza jurídica también a doctrina se encuentra dividida, en principio se concibe como un complejo unitario, “universitas iuris que no es simplemente de la suma de las relaciones activas y pasivas que lo componen, sino una entidad jurídica que trasciende de esa pluralidad.

NO vamos a entrar en este momento, en planteamientos doctrinales, así que reseñaremos, que la mayor parte de la Doctrina determina la herencia no puede ser tratada como una cosas jurídica, pero si como un modo de considerar unitariamente todos los elementos singulares integrantes del conjunto de las relaciones del causante sobre las que opera la sucesión, sujetándoles a un régimen jurídico.

Como podrá apreciar el lector, tanto el derecho sucesorio, como el derecho hereditario con de suma complejidad, estableciendo criterio y aspectos dependiendo de la doctrina que la desarrolle.

La herencia se regula, normativatimente en el Código Civil, así tal y como hemos expresado con anterioridad la Herencia se compone de la totalidad de bienes, derechos, acciones obligaciones de una persona que suscitan al fallecimiento de esta, tal y como reseña el artículo 659 del Código Civil. 

Por ello, quedan excluido una serie de derechos y bienes de la herencia los cuales reseñamos a continuación.

En primer lugar los derechos vitalicios, los cuales como su propio nombre indica, seguirán vigentes previo requisito de la vida del beneficiario o titular, extinguiéndose al fallecimiento del mismo, por ello el requisito de su vigencia recae en la existencia y vida del beneficiario.

En tal condición podemos encontrar los derechos de usufructo, artículo 513 del Código Civil, el derecho de uso, en virtud de lo dispuesto en el artículo 525 del Código Civil, el derecho a la renta vitalicia, en base a lo dispuesto en el artículo 1808, el derecho a alimentos, etc… 

En segundo lugar nos encontramos con los derecho de carácter familiar, esto es os que devienen del matrimonio, patria potestad, tutela, etc…

En tercer lugar los dimanantes de relaciones contractuales “intuito personae, como puede ser un contrato de trabajo, arrendamiento de obra, mandato, comisión mercantil comodato realizado en consideración a la persona de comodatario,

En cuarto lugar, nos encontramos, o podemos encontrarnos con la condición de socio en sociedades de carácter personalismo, tales como las civiles, colectivas comanditarias respecto de los socios colectivos, etc…

En quinto y último lugar aquellos bienes que tengan por su propia naturaleza,  por determinarlo así en el negocio jurídico, un destino predeterminado, como serían aquellos bienes donados y basados en un pacto de reversión aquello sometidos o vinculados a sustitución fideicomisaria, los sujetos a reserva, los bienes en que se verifique la reversión lega, etc… 

Además de ellos demos encontrar otros derechos que se componen sólo relativamente la herencia, como son:

  • Los integrantes de donaciones hechas por el causante y sujetos a revocación pues su integración a la herencia dependerá el ejercicio victorioso de la acción de revocación.
  • Los bienes sujetos a reserva viudal que sólo integran la herencia del cónyuge viudo respecto de quienes sean hijos comunes de los cónyuges.

El derecho hereditario.

El derecho hereditario, podemos determinarlo o definirlo, como el derecho sobre la herencia. Como reseñamos a continuación, su contenido puede ser diverso.

  • Abierta a sucesión. si el llamado sobrevive a causantes y es capaz de suceder, se defiere a su favor “ius delationis” o “ius adeundi” que aunque para algunos en una facultad, para otros se trata de un derecho subjetivo.

  • Aceptada la herencia, si existe un único llamado o siendo varios, la herencia está ya dividida, el heredero único o cada heredero posee un derecho hereditario en concreto, que recae sobre la totalidad  o sobre los bines y derechos que se la han adjudicado en la partición de la masa hereditaria.

  • En el caso de ser varios los llamados, si han aceptado la herencia, mientras no se realice la partición cada coheredero, posee el llamado derecho hereditario, en abstracto, lo que supone que recae sobre todos los bienes que forma la comunidad hereditaria en proporción a la cuota de cada uno.

Dada la complejidad de a figura y concepto jurídico que estamos exponiendo, son diversas las teorías sobre la naturaleza jurídica, en las que vamos a entrar.

Si puntualizar al respecto, que el propio Tribunal Supremo, 
determina la naturaleza de la figura o concepto jurídico 
al configurarla como el derecho de cada unos 
de los partícipes sobre la comunidad hereditaria.

Podemos observar, que nos encontramos con una comunidad ciertamente compleja y especial que recae sobre la herencia en su conjunto y desaparece con la partición y adjudicación de los bienes y derechos concretos de cada herederos según su titulo testamentario o legal, transformándose en el conglomerados del derecho hereditario como concepto cierto y concreto.

Desde el nacimiento de la herencia hasta, como hemos dicho anteriormente, la partición y adjudicación, la misma puede encontrarse en diversas situaciones o fases.

En sí, y dependiendo del momento en el que no rescontremos podemos determinarla como:

Herencia Presunta.- Nos encontramos en esta fase de la herencia, antes de la apertura de la sucesión , así cuando el causante no ha muerto aún no por el contrario no se ha cumplido la condición suspensiva que el testador impuso.

Herencia abierta.- la que proyecta desde el fallecimiento  desde la declaración de fallecimiento del causante, así el artículo 657 del Código Civil determina que; Los derechos a la sucesión de una persona se transmiten desde el momento de su muerte.

Por ello, a la firmeza de la declaración de  fallecimiento del ausente, se abrirá la sucesión en los bienes del mismo, procediéndose a su adjudicación conforme a lo dispuesto legalmente; tal y como dispone el artículo 196 del Código Civil

Los herederos no podrán disponer a título gratuito hasta cinco años después de la declaración del fallecimiento.

Hasta que transcurra este mismo plazo no serán entregados los legados, si los hubiese, ni tendrán derecho a exigirlos los legatarios, salvo las mandas piadosas en sufragio del alma del testador o los legados en favor de Instituciones de beneficencia.

Será obligación ineludible de los sucesores, aunque por tratarse de uno solo no fuese necesaria partición, la de formar notarialmente un inventario detallado de los bienes muebles y una descripción de los inmuebles.

Herencia deferida.-  Cuando alguien puede hacer suya la sucesión abierto a su favor por testamento o por ley, tal y como determinamos en el artículo referente a la sucesión; ¿Qué es el Derecho sucesorio?

Herencia yacente.- Es aquella, en que la herencia está deferida, pero aún no ha sido acepta por los herederos.

Herencia aceptada o adquirida.– Aquella que se origina cuando el herederos ha manifestado expresa o tácitamente su aceptación, en virtud de lo dispuesto en el artículo 988 del Código Civil, siendo varios los herederos que acepten la herencia, ésta podrá estar indivisa, o en su caso dividida y adjudicada.

Herencia vacante.- Es aquella en la que no existente herederos o en el caso de haberlos no pueden o no desean heredar, en cuyo caso la totalidad de los bines derecho y acciones, pasarán al Estado.

Otros artículos de interés:

M. Pilar Alvarez Moreno. Abogado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s