Criterios seguidos por los Juzgados de Primera Instancia relativos a los regímenes de visitas y estancias.Covid-19.

No cabe duda, que la presente situación afecta a todos los órdenes, tanto profesionales como personal, así como en todos y cada uno de los ámbitos en los que nos desarrollamos habitualmente, mucho más de lo que nos hubiéramos imaginado.

Uno de los ámbitos que más ha sufrido la fuerte sacudida de la presente crisis sanitaria, se circunscribe al ámbito personal, y por ende a las relaciones interpersonales.

La familias se han visto divididas, y no sólo de forma espacial y de relación.

Por ello, desde el mismo momento del inicio de esta situación, hemos mostrado especial interés a los que tanto jurídica como personalmente pudiera afectar a la familias, y principalmente en la forma y manera que podría influir u afectar en el ámbito del derecho de familia.

Como ya sabemos, y como resultado de todo ello, inicialmente se paralizaron las actuaciones judiciales, así como la paralización de los procedimientos y los plazos procesales.

Reseña de causas y procedimientos urgentes e inaplazables.

En el presente espacio, hemos procurado estar al día de las órdenes dictadas por el gobierno, como del desarrollo e interpretación que, desde el ámbito jurídico y judicial se publicaban a los efectos de poder proceder de conformidad, en la defensa de los intereses de nuestros clientes

Régimen de visitas y Real Decreto 463/2020 de 14 de Marzo.

Régimen de visitas y Real Decreto 463/2020 de 14 de Marzo, modificado por Real Decreto 465/2020, de 17 de marzo.

Criterios determinados por el Consejo General del Poder Judicial en los relativo al régimen de visitas

Documentos acreditativos de condiciones subjetivas ante crisis sanitaria.

Hemos visto publicados, principalmente al inicio de esta crisis, diversas formas y maneras de interpretar las limitaciones establecidas por los Reales Decretos, tanto jueces, magistrados, fiscales, etc… por ello entendimos neesario la aclaración y concreción de cada una de los aspectos que afectaba al ámbito del derecho de familia, y principalmente al régimen de visitas y/o estancias, ya fuera relativos a progenitores no custodios como en lo relativos a la custodia compartida.

Son muchos los que, en un primer momento, vieron una fantástica vía para impedir el régimen de visitas o estancia a favor del otro progenitor, sin tener en consideración que:

  • Las Sentencias dictadas, y que determinan el régimen de visitas o estancias son de obligado cumplimiento.

No existe amparo alguno, el dichos Decretos que amparen dicha cuestión fundamental.

Fuimos uno de los primeros despachos en instar un procedimiento de jurisdicción voluntaria, de los determinados en el artículo 158 del Código Civil, ya que el mismo día 16 de Marzo del año en curso, tuvimos que instar oportuna demanda a fin de proceder a la suspensión de un régimen de visitas, respecto del progenitor no custodio, con compensación de los días a cargo del periodo vacacional, motivado por dolencias de cierta gravedad respecto de una menor, por lo que, no sólo el traslado, si no, la salida de la vivienda supondría un grave riesgo para la misma.

El mismo día 19, teníamos una sentencia favorable y acorde a lo solicitado en la demanda.

Por ello, hemos creído apropiado conocer los criterios por los que las Instancia acuerdan o no la suspensión del régimen de visitas acordado en su día, en base a tanto a las normas aplicables al ámbito de familia en comunión con las nuevas normas aplicables respecto de la crisis sanitaria.

Los criterios aplicados por los distintos Juzgados de Instancia, ya que son de diversas provincias. poseen a nuestro modo de ver, criterios comunes, tanto, en lo relativo al tipo de régimen de visitas o estancias, custodia única o compartida, así como la necesidad de fundamentar la causa o motivos de la supensión, pierda angular de toda causa y proceso.

Se solicita la suspensión provisional del régimen de visitas establecido amparo del artículo 158.4 del Código civil, referente a la medida de prohibición a los progenitores, tutores, a otros parientes o a terceras personas de aproximarse al menor y acercarse a su domicilio o centro educativo y a otros lugares que frecuente, con respeto al principio de proporcionalidad.

El Juzgado de Instancia resuelve

  • No admisión a trámite de la solicitud formulada.

Fundamenta su resolución la instancia en lo siguiente.

Los presupuestos de riesgo o peligro para la integridad de los menores exigidos por el apartado cuarto del artículo 158 del Código civil.

Se considera innecesario efectuar pronunciamiento alguno en relación con la suspensión del régimen de visitas habida cuenta de que durante el periodo de vigencia del Estado de Alarma no es posible el traslado por el progenitor paterno al domicilio del menor para el ejercicio del régimen de visitas al no hallarse incluido en ninguno de los supuestos previstos en el artículo 7 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.


Mediante demanda, se solicita que de forma urgente se adopte, la suspensión cautelar de la rotación de los turnos de custodia compartida entre ambos progenitores mientras dure el estado de alarma decretado, acordándose que los mismos deberán permanecer en el domicilio materno, y ello a fin de evitar graves perjuicios para la salud de los menores.

Todo ello en base al amparo del artículo 158 del Código Civil, y artículos 85 y 86 de la Ley de Jurisdicción Voluntaria.

El Juzgado de Instancia resuelve.-

  • Inadmitir a trámite de la solicitud de jurisdicción voluntaria presentada.

No cabe que la madre se niegue a entregar a los menores al padre utilizando el acuerdo de los jueces de familia de 18 de marzo como argumento.

Se basa en una interpretación interesada y errónea de su contenido, olvidando lo dispuesto en su apartado primero, esto es, que la declaración del estado de alarma no legitima el incumplimiento de resoluciones judiciales.

En el presente caso, de los hechos alegados por la demandante no se desprende la existencia de una situación de riesgo para los menores, derivada de la continuación del régimen de guardia y custodia en los términos establecidos en la sentencia, dado que se basa en apreciaciones subjetivas sobre la mayor adecuación del domicilio de la madre o la mayor protección de los menores frente al contagio si permanecen con ella, que no se apoya en elementos objetivos.

No cabe que la madre se niegue a entregar a los menores al padre utilizando el acuerdo de los jueces de familia de 18 de marzo como argumento, ya que por una parte se basaba en una interpretación interesada y errónea de su contenido, olvidando lo dispuesto en su apartado primero, esto es, que la declaración del estado de alarma no legitima el incumplimiento de resoluciones judiciales; y por otra, el acuerdo se ha revisado por acuerdo de 24 de marzo de 2.020.

Fundamenta la Instancia, en los siguientes informes y documentos.

El Real Decreto nº 463/2.020, de 14 de marzo.

Declara el estado de alarma en todo el territorio nacional al objeto de poder gestionar la situación de crisis sanitaria que ha ocasionado la pandemia por enfermedad del coronavirus (en adelante Covid-19).

Acuerdo del Exmo. Sr. Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, de 15 de marzo de 2.020,

Dispone, entre otras medidas y en lo que aquí interesa, literalmente:

Los Presidentes de Sala del Tribunal Superior, de las Audiencias Provinciales, garantizarán en sus respectivos ámbitos la adopción de las siguientes medidas yactuaciones […]:

c) La adopción de medidas cautelares u otras actuaciones inaplazables, como las medidas de protección de menores de los artículos 158 Código Civil, 236-3 Código Civil de Cataluña y concordantes”.

Acuerdo de los Jueces de Familia de Barcelona de 18 de marzo de 2.020.-

Estableció como criterios de actuación en el estado de alarma, para el plazo inicialmente previsto, los siguientes:

El RD 463/2020, de 14 de marzo, de declaración del estado de alarma no legitima el incumplimiento de resoluciones judiciales.

Los progenitores deberán observar, en todo caso, las normas de la autoridades gubernativas y sanitarias a los efectos de evitar la propagación del coronavirus, procurando un ejercicio responsable de la potestad parental y alcanzando los mayores acuerdos posibles, teniendo siempre presente que nos encontramos ante una situación excepcional y, por el momento, por un espacio de tiempo limitado de 15 días naturales, esto es, hasta el próximo 28 de marzo de 2020.

Si alguno de los progenitores presenta síntomas de contagio o ha resultado positivo en el test del Covid-19, en interés de los hijos menores (artículo 9.2 LOPJM) y para evitar su propagación, es preferible que la guarda y custodia la ostente el otro progenitor, a fin de evitar su propagación al menor cuya custodia tiene confiada, debiéndose entenderse que, automáticamente concurre causa de fuerza mayor, que suspende provisionalmente, las medidas acordadas en el proceso en que se acordaron.

Fuera de los casos de síntomas de contagio o resultado positivo en el test del Covid-19, y en aras al más efectivo cumplimiento de los acuerdos de las autoridades sanitarias, que aconsejan reducir al máximo la movilidad de las personas, y salvo supuestos excepcionales justificados documentalmente, el sistema de responsabilidad parental deberá ser ejercido por el progenitor custodio (en supuestos de custodia exclusiva) o por el progenitor que ostenta la guarda en este momento (en supuestos de custodia compartida) (…)

Con respecto a los procedimientos de ejecución que, en su caso, se presentaren, se procederá al registro telemático de la demanda ejecutiva, siempre que se presente por la vía electrónica de Ejcat, y dada la actual suspensión de los plazos procesales, se le dará el trámite ordinario, una vez alzada la declaración del estado de alarma o, en su caso, su prórroga; salvo que la parte que presente la demanda o escrito manifieste de forma responsable la urgencia del mismo y el riesgo para el menor“.

Jueces de Familia de 24 de marzo de 2.020, en los siguientes términos:

El RD 463/2020, no legitima el incumplimiento de resoluciones judiciales, por lo que se han de llevar a cabo y cumplir todos los sistemas de guarda, custodia, visitas y comunicaciones fijadas en las resoluciones judiciales vigentes.

Los progenitores deberán observar, en todo caso, las normas de la autoridades gubernativas y sanitarias a los efectos de evitar la propagación del coronavirus, procurando un ejercicio responsable de la potestad parental y alcanzando los mayores acuerdos posibles, teniendo siempre presente que nos encontramos ante una situación excepcional y, por el momento, por un espacio de tiempo limitado hasta que finalice el estado de alarma.

Si alguno de los progenitores presenta síntomas de contagio o ha resultado positivo en el test del Covid-19, en interés de los hijos menores (art. 9.2 LOPJM) y para evitar su propagación, es preferible que la guarda y custodia la ostente el otro progenitor, a fin de evitar su propagación al menor cuya custodia tiene confiada, debiéndose entenderse que, automáticamente concurre causa de fuerza mayor, que suspende provisionalmente, las medidas acordadas en el proceso en que se acordaron.

A fin de conseguir el necesario y deseable contacto paterno-filial el progenitor custodio deberá facilitar, particularmente por medios telemáticos (skype, facetime, o video llamada de whastApp) el contacto del/los hijo/ os con el progenitor no custodio, siempre y cuando no se perturben las rutinas u horarios de descanso de los menores.

Con respecto a los procedimientos de ejecución que, en su caso, se presentaren, se procederá al registro telemático de la demanda ejecutiva,siempre que se presente por la vía electrónica de Ejcat, y dada la actual suspensión de los plazos procesales, se le dará el trámite ordinario, una vez alzada la declaración del estado de alarma o, en su caso, su prórroga; salvo que la parte que presente la demanda o escrito manifieste de forma responsable la urgencia del mismo y el riesgo para el menor”.

Concluye la Instancia:

Por tanto, y salvo los supuestos a los que se refiere el apartado tercero, en que uno de los progenitores presente síntomas del contagio de Covid-19, debe continuarse con el régimen de guarda en los mismos términos establecidos en la sentencia de guardia y custodia.

Ello no obsta, evidentemente, a que los progenitores puedan llegar a acuerdos sobre la redistribución del tiempo de estancia con cada uno de ellos durante este periodo, pero siempre en interés de los menores, con el fin de que pasen este periodo excepcional con la mayor normalidad y seguridad posible.

Se apela a los progenitores para que resuelvan sus discrepancias sin necesidad de acudir al juzgado, en un momento como el presente, en el cual es necesaria la máxima implicación y solidaridad de todos los ciudadanos para superar la situación excepcional que vivimos, y más preciso que nunca un ejercicio responsable de la potestad parental.

Se solicita mediante demanda de Jurisdicción Voluntaria, la suspensión del régimen de visitas de los menores, mientras estén vigentes las medidas que orden la declaración del Estado de Alarma.

El Juzgado de Instancia resuelve.-

  • Inadmisión a trámite la solicitud de suspensión del régimen de visitas de los menores formulada por la madre.
  • No se concreta por la actora una situación de riesgo para los menores, por lo cual, su petición no se encuentra amparada por el artículo 158 del Código Civil.
  • Además, en su escrito expone un incumplimiento del régimen de custodia y visitas acordado (si bien no se aporta resolución judicial alguna), supuesto que en su caso, daría lugar a un procedimiento de ejecución.

Fundamenta la Instancia su Fallo.-

Entre las medidas adoptadas se establece que durante la vigencia del Estado de Alarma, las personas solamente podrán circular de manera individual por las vías de uso público para la realización de determinadas actividades, excepto, entre otras causas, cuando sea necesario acompañar a mayores, menores, personas con discapacidad o por causas justificadas ( art. 7 RD 463/2020, de 14 de marzo).

Con fecha 20 de marzo de 2.020 la Comisión Permanente del C.G.P.J. emitió un Informe en el que establece que, siempre que no haya acuerdo entre los progenitores, corresponderá a cada Juez decidir en el caso concreto sobre la modificación del régimen de custodia, visitas y estancias acordados en los procedimientos de Familia, y así establece literalmente:

El órgano de gobierno de los jueces señala que las medidas adoptadas judicialmente en los procedimientos de familia no quedan afectadas por la regla general de suspensión de plazos y actuaciones procesales durante el estado de alarma, ya que si bien no se encuentran en sí mismas entre aquellas actuaciones esenciales cuya realización ha de asegurarse, una vez adoptadas se sitúan en el plano de la ejecución de las resoluciones judiciales que las hayan acordado “, y entran dentro del contenido material de las relaciones entre los pro- genitores en relación con los hijos menores que surgen como consecuencia de la nulidad matrimonial, separación o divorcio y de las decisiones judiciales que fijen las condiciones del ejercicio de la patria potestad, de la guarda y custodia y del régimen de visitas y estancias”

También señala que las Juntas sectoriales de Jueces pueden adoptar acuerdos para unificar criterios y establecer pautas de actuación conjuntas.

La Junta sectorial de Jueces de Primera Instancia (con competencias en materia de familia) de Tenerife en fecha 23 de marzo de 2020 acordó con carácter general la vigencia de las medidas acordados en los procesos de familia, con las siguientes excepciones:

a) intercambios o visitas que impliquen desplazamientos o traslados del menor a otra isla, provincia o comunidad autónoma;

b) visitas cuya ejecución precise la intervención de los servicios del Punto de Encuentro de Familia;

c) en caso de grave riesgo para la salud del menor y/o los progenitores, por motivo de existencia de sintomatología o haber dado positivo al test de Covid-19.

Asimismo, la Junta sectorial acuerda que; los incumplimientos de los regímenes de guarda, custodia y visitas de menores acordados judicialmente durante el período de vigencia del estado de alarma y, en su caso, de sus sucesivas prórrogas, podrán dar lugar, en su caso, al correspondiente procedimiento de ejecución.

En su consecuencia, y como regla general, las incidencias relativas a dichos incumplimientos, no se entenderán incluidos en las solicitudes de medidas urgentes formuladas al amparo del artículo 158 del Código Civil, las cuales se limitan a los supuestos de concurrencia de riesgo para el menor, que deberán justificarse debidamente con la solicitud correspondiente.

Solicitud de suspensión del régimen de visitas del menor hasta el levantamiento del Estado de Alarma, compensando al progenitor no custodio con las horas y pernoctas que no haya podido disfrutar.

En el presente caso, se plantea por la parte promotora del expediente que el padece rinitis e hiperreactividad bronquial, aportando informe de su pediatra de fecha 19 de marzo a tenor del cual se recomienda el aislamiento domiciliario y que se eviten los desplazamientos del menor.

Por tanto, en el presente caso, nos encontramos con un paciente de riesgo al tener una patología respiratoria.

Resuelve la Instancia.-

Estima la solicitud presentada por el la actora, y acuerda:

  • La suspensión provisional del régimen de visitas del menor hasta el cese del estado de alarma
  • La progenitora custodia deberá facilitar, particularmente por medios telemáticos (skype, facetime, o video llamada de whastApp) el contacto del hijo con el progenitor no custodio, siempre y cuando no se perturben las rutinas u horarios de descanso del menor

Finalizada la suspensión provisional del régimen de visitas, el progenitor deberá recuperar los períodos no disfrutados con su hijo desde el jueves 19 de marzo, último día que se desarrollaron las visitas.

Por ello, estimo que el interés superior del menor, y en concreto, su salud, queda salvaguardada en el domicilio materno, por lo que se accede a lo interesado y se acuerda la suspensión provisional del régimen de visitas del menor ,hasta el cese del estado de alarma.

Fundamenta la Instancia su resolución.-

El 14 de marzo de 2.020 se declaró el Estado de Alarma en España para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Entre las medidas adoptadas se establece que durante la vigencia del Estado de Alarma, las personas solamente podrán circular de manera individual por las vías de uso público para la realización de determinadas actividades, excepto, entre otras causas, cuando sea necesario acompañar a mayores, menores, personas con discapacidad o por causas justificadas ( art. 7 RD 463/2020, de 14 de marzo).

Juntas sectoriales de Jueces pueden adoptar acuerdos para unificar criterios y establecer pautas de actuación conjuntas.

El Juzgado trae a colación los siguientes acuerdos e informes.-

La Junta sectorial de Jueces de Primera Instancia (con competencias en materia de familia) de Tenerife en fecha 23 de marzo de 2020 acordó con carácter general la vigencia de las medidas acordados en los procesos de familia, con las siguientes excepciones:

a) intercambios o visitas que impliquen desplazamientos o traslados del menor a otra isla, provincia o comunidad autónoma;

b) visitas cuya ejecución precise la intervención de los servicios del Punto de Encuentro de Familia;

c) en caso de grave riesgo para la salud del menor y/o los progenitores, por motivo de existencia de sintomatología o haber dado positivo al test de Covid-19

En este sentido, la información científica-técnica del Ministerio de Sanidad determina que en los grupos con mayor riesgo de desarrollar enfermedad grave por Covid se encuentran las personas con enfermedades pulmonares crónicas.

También en la misma información se señala que los niños son tan susceptibles a la infección como en los adultos aunque los niños desarrollan un curso clínico mucho más leve.

En el presente supuesto, el menor tiene diagnosticada una patología que le convierte en paciente de riesgo de desarrollar enfermedad grave.

Se solicita la suspensión temporal del régimen de visitas de los menores, hasta la finalización de la presente crisis sanitaria, con compensación de los días a cargo del periodo vacacional y contacto telefónico o por cualquier medio tecnológico y/o audiovisual con el padre, ampliando el horario establecido en su día.

En el presente caso, se fundamenta el petitum, el la vulnerabilidad de uno de los menores, de tres años de edad, respecto de la interés de los menores presente situación vírica, toda vez que sufre frecuentes episodios de bronquitis, así como bronconeumonías producido por un virus respiratorio sinticial, de las mismas carácterísticas del vius actual.

Informa el pediatra en su informe, presentado como prueba documental y fundamento para la suspensión del régimen de visitas, que el motivo o causa de la afección de la menor, que la dolencia que padece deviene de su nacimiento prematuro, e interpela a que las salidas en el presente momento supondría un grave perjuicio para su salud, aconsejando el aislamiento de la menor.

Fundamenta la actora su demanda entre otras normas aplicables, en lo dispuesto en:

  • Informe de la Fiscalía General del Estado en la ejecución régimen de visitas en supuestos competencia del Juzgado de violencia sobre la mujer.

Resuelve la Instancia en el Fallo de su resolución.-

Estimar la pretensión procesal, suspendiendo el régimen de visitas del progenitor no custodio con los menores fijado por Sentencia, mientras dure el estado de alarma, sin perjuicio de la compensación de días que proceda para el progenitor no custodio, cuando esta situación finalice, sin perjuicio que el progenitor no custodio pueda mantener contacto telefónico diario o por videollamada con los menores.

Fundamenta su resolución.-

Considera SSª que la aplicación del artículo 158 del Código Civil deberá adoptarse en caso de urgencia y especial relevancia siendo este evidentemente uno de ellos, habida cuenta de la situación que está padeciendo nuestro país por el Covid-19 , habiendo aconsejado las autoridades sanitarias que se eviten desplazamientos innecesarios, mientras esta situación de pandemia dure, y en interés de los menores para evitar a los mismos riesgos innecesarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s