Custodia compartida, disposición de la vivienda familiar y la no familiar.

No es la primera vez, que nos encontramos con la complejidad de los bienes inmuebles, el uso y la propiedad de los mismos, y cuyo ingrediente hemos de añadir el de “vivienda familiar”.

En estos casos; y quizá en aras a la adecuda aplicación del principio del interés mas necesitado de protección, los Juzgados y Tribunales adjudican el uso de los inmuebles a uno de los cónyuges; pero esta dispoción judicial posee algún tipo de límites.

Esto en los que vamos a analizar, en el presente post.

En el caso concreto que nos ocupa, nos encontramos que:

  • La progenitora reside en la vivienda propiedad de sus padres, y que ha constituido la vivienda familiar.
  • El progenitor reside en vivienda propiedad de los dos cónyuges, adquirida en régimen de separación de bienes.
  • La Audiencia Provincial atribuyó al progenitor la vivienda que no era familiar, en la cual atiende las estancias y visitas de las dos hijas menores, con la finalidad de cumplir mas facilmente con el régimen de custodia compartida.

La Sala, como veremos y reseñaremos los fundamentos que le llevan a ello, deja sin efecto la atribución del uso de la vivienda no familiar al progenitor y reduce la prestación alimenticia; entendemos que en base al principio de proporcionalidad del artículo 146 del Código Civil.

Como premisa, la cestión deviene de un procedimento de divorcio, por el que, planteado en su día por la esposa, esta en su escrito de demanda solicitó entre otras cosas:

  • El divorcio.
  • La guarda y custodia compartida de las hijas menores por quincenas, con
  • Un régimen de visitas adaptado al de custodia compartida, con
  • Una pensión de alimentos a cargo del esposo de 400 euros para sufragar los gastos extraordinarios.
  • Un derecho de visitas de los abuelos.

Mediante Sentencia se estimó en parte la demanda, se determinó por la misma:

  • La guarda y custodia compartida de las niñas.
  • Se acordó que la madre continuara en el uso del domicilio familiar, propiedad de sus padres.
  • El marido continuara usando la vivienda, propiedad de ambos, que se contempló como posible en el auto de medidas y que se había hecho efectivo, habida cuenta de lo complicado que se hacía desarrollar la guarda y custodia compartida en el que había sido el domicilio familiar, estableciéndose un régimen de visitas para con las menores.
  • Se fijó una pensión de alimentos a cargo del demandado de 300 euros al mes.
  • Asunción de cada parte los gastos ordinarios cuando estén con las niñas y
  • Asunción del 50% de los gastos extraordinarios y
  • Un derecho de visitas de los familiares.

Segunda Intancia. Audiencia Provincial.-

Recurso Apelación.-

Contra la citada resolución se interpuso recurso de apelación por el padre en el aspecto relativo a:

  • La pensión alimenticia impuesta, al solicitar su exoneración o, subsidiariamente, su reducción a 75 euros por hija.
  • Se complemente la sentencia en relación a lo que debe entenderse por gastos ordinarios o extraordinarios .
  • Se le asigne en exclusividad el uso del trastero y plaza de garaje de la vivienda que ambas partes tienen en común y que él utiliza.

Por su parte la esposa se opuso al recurso e impugnó la sentencia en lo que se refiere a al disposición del bien inmueble;

  • La atribución de uso de la vivienda propiedad de ambos, pretendiendo que se deje sin efecto dicho pronunciamiento y se permita la extinción del condominio y su venta y,
  • En otro caso que se limite temporalmente su uso al plazo de un año, negándose a que se le atribuya al demandado en exclusividad el uso del trastero y la plaza de garaje de dicha vivienda.

Por la sentencia de la Audiencia Provincial se desestima el recurso de apelación y la impugnación y se confirma la sentencia.

Considera la sala de apelación que no cabe alterar el criterio del juez de instancia sobre el uso de la vivienda no familiar, propiedad de ambos, ya que fue atribuido al marido para que en ella recibiese y conviviese con sus hijas las horas que le han sido asignadas (durante las mañanas cuida a su hija pequeña y de la mayor desde que sale del colegio hasta las 18.00 horas que la recoge la madre), siendo el interés de las menores el que preside dicha atribución, pues ambos domicilios materno y paterno están a escasos 300 metros y la medida favorece la comunicación con las familias parentales y los traslados de las niñas de uno a otro, sin que se aprecie la necesidad de limitar su uso en el tiempo pues la madre disfruta de una vivienda propiedad de sus padres y no hay visos de que deje de hacerlo, sin perjuicio de lo que en el futuro se pueda resolver al respecto en sede de modificación de medidas.

Tribunal Supremo.-

Recurso Casación.-

La madre interpone recurso de casación que se funda en motivos:

Infracción de los artículos 91 y 96 del Código Civil, considera que la decisión de atribuir el uso y disfrute de la vivienda no familiar y de sus anejos al demandado vulnera lo dispuesto en la jurisprudencia de esta Sala, consistente en que en los procedimientos matrimoniales, seguidos sin consenso de los cónyuges, no se pueden atribuir viviendas, o locales, distintos de aquel que constituya la vivienda familiar.

Pretende se deje sin efecto la atribución efectuada al marido del uso del piso propiedad de ambos por mitad indivisa y de sus anejos que no constituye la vivienda familiar.

Infracción del artículo 96 del Código Civil ya que, al establecerse un régimen de guarda y custodia compartida, la vivienda familiar no puede quedar para uno de ellos con exclusividad y sin limitación temporal alguna.

Argumenta que la sentencia recurrida al equiparar tácitamente la vivienda propiedad de ambos cónyuges que no constituyó nunca la vivienda familiar a esta y atribuírsela al marido sin limitación temporal alguna vulnera la doctrina de esta Sala que impide que en casos de custodia compartida se prive sine die del uso de la vivienda al otro progenitor que es cotitular de la misma.

Se estiman los motivos.

En el recurso se parte de que en la sentencia recurrida se asigna al progenitor el uso indefinido de una vivienda común que no es vivienda familiar, dado que la familiar ha sido una vivienda propiedad de los padres de la progenitora y recurrente.

En la sentencia recurrida se parte de que la vivienda que ha sido asignada al progenitor no era la vivienda familiar, pero que, en interés de los menores y en aplicación del artículo 96 del Código Civil, debe mantenerse en el uso de la misma al progenitor y a sus hijas, en los períodos que le corresponden.

Ambos cónyuges convienen que el sistema de custodia es el compartido, sobre lo que no recurren, constando que se convino el régimen de separación de bienes al inicio del matrimonio.

El domicilio familiar está en Palencia y la progenitora trabaja cuatro horas al día en Valladolid (como teleoperadora), mientras que el progenitor (guardia civil) se encuentra de baja médica desde hace tiempo, encargándose éste del cuidado de la menor de las hijas (4 años) que padece epilepsia y de la mayor (11 años), desde que sale del colegio hasta las 18 horas.

Dada la diferencia de salario de ambos progenitores (900/1900 euros) se mantuvo por la Audiencia Provincial que el padre abonaría 300 euros en concepto de alimentos, pese al sistema de custodia compartida, dado que ninguno de ellos abonaba rentas o cuotas hipotecarias por la vivienda que ocupaba.

Esta Sala en, ha declarado que en los procedimientos matrimoniales no pueden atribuirse viviendas o locales distintos de aquel que constituye la vivienda familiar.

En el presente litigio es un hecho probado que la vivienda adjudicada en uso al progenitor no era la vivienda familiar, por lo que su atribución supone un exceso proscrito legalmente en el artículo 96 del Código Civil.

Dicho ésto, la vivienda sita en …. quedará sometida al proceso de extinción de la comunidad de bienes, sin perjuicio de lo que se determinará a continuación.

Sentadas estas bases y de acuerdo con el artículo 93 del Codigo Civil es constatable la difícil situación en que quedará el progenitor para la prestación de alimentos a sus menores hijas, pues mientras la madre disfruta de vivienda sin canon abonable, él tendrá que afrontar la contratación de una nueva vivienda, desigualdad que no queda íntegramente compensada por la diferencia de sueldo.

Por ello y en aplicación del artículo 93 del Código Civil, esta sala reduce la prestación alimenticia de 300 euros que el progenitor debía abonar, fijándola en 150 euros, en aplicación de las facultades que el precepto le concede en interés de los menores, pues en caso contrario no podrían quedar atendidas por su padre; artículo 146 del C. Civil, que tendrá que afrontar la contratación de una nueva vivienda.

Para facilitar un cambio de residencia ordenado y equilibrado, esta sala fija, en interés de los menores, un plazo de un año computable desde esta sentencia durante el que el progenitor deberá abandonar la vivienda que actualmente ocupa, artículo 96 del Código Civil.

Durante dicho período de un año, deberá seguir abonando la pensión alimenticia de 300 euros, y tras el desalojo, se reducirá a 150 euros.

Estimado el recurso de casación no procede imposición de costas, con devolución del depósito constituido para recurrir artículos 394 y 398 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Por todo lo expuesto, esta sala ha decidido

  • Estimar el recurso de casación interpuesto contra sentencia de noviembre de 2019, dictada por la Audiencia Provincial de Palencia, Sección 1.ª
  • Casar parcialmente la sentencia recurrida en el sentido de declarar:

a) La vivienda sita en (…) de Palencia, quedará sometida al proceso de extinción de la comunidad de bienes.

b) Esta sala fija un plazo de un año computable desde esta sentencia, durante el que el progenitor deberá abandonar la referida vivienda, que actualmente ocupa.

c) Durante dicho período de un año, el progenitor deberá seguir abonando la pensión alimenticia de 300 euros, y tras el desalojo, se reducirá a 150 euros.

En los demás aspectos se mantiene la sentencia recurrida.

d) No procede imposición de las costas de la casación, con devolución del depósito constituido para recurrir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s