Derechos sucesorios de pareja sentimental homosexual. Validez de la sucesión.

En nuestro anterior post, trajimos a este espacio una cuestión de suma importancia, como es el derecho sucesorio en el ámbito de las uniones de hecho; Sucesión en las uniones de hecho. ¿puedo heredar de mi pareja?

En el presente caso, y al hilo de lo planteado, traemos una Sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en la que se dirime y resuelve sobre los derechos sucesorios de pareja sentimental homosexual del causante, después casados y divorciados, si al otorgar el testamento no eran pareja estable

Demanda Procedimiento Ordinario. Juzgado Primera Instancia

en su momento, mas concretamente en el año 2014, por M, se presenta demanda instando procedimiento ordinario, el cual, recae en el Juzgado de Primera Instancia número 4 de la localidad de Badalona.

En el año 2015, dicha instancia dicta Sentencia por determina textualmente:

Desestimar íntegramente la demanda interpuesta por la representación procesal de Doña M. contra D. I; Y absolver a D. Inocencio de los pedimentos efectuados en su contra.

Las costas causadas se imponen a la parte demandante “.

Recurso Apelación Sección 11ª. Audiencia Provincial de Barcelona.

Contra esta Sentencia, la parte actora interpuso recurso de apelación.

En en año 2018, se dictó sentencia por la que se terminó en el Fallo de la misma, desestimar íntegramente el recurso de apelación interpuesto por la parte actora contra la sentencia dictada el 20 de Noviembre de 2015 por el Juzgado de Primera Instencia numero 4 de Badalona, y se confirma intergamente y por los mismos motivos, con imposicióm de las costas de esta alzada.

Recurso de Casación y extraordinario por infracción procesal. Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Consta la Sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Barcelona, la actora, Doña M, interpuso, recurso de casación y extraordinario por infracción procesal.

Determinación de la cuestión.-

  • El 24 de junio de 1991, el causante D. P y el demandado D. I, mantenían una relación sentimental con convivencia.
  • de julio de 2000, el causante D. P., otorgó testamento, instituyendo heredero a D. I .
  • octubre de 2000, varios meses después de haber otorgado testamento, procedieron al otorgamiento de escritura pública de constitución de pareja estable homosexual.
  • mayo de 2006, el causante y el Sr. I, contrajeron matrimonio bajo el régimen legal de separación de bienes.
  • El 29 de abril de 2011, se admite a trámite la demanda de divorció entre el Sr. Pio y el Sr. I y el 6 de mayo de 2011, se dicta la sentencia de divorcio.
  • 10 de febrero de 2014, fallece el causante el Sr. Pio . Puntualizar que está vigente en Código Civil Catalán

FUNDAMENTOS DE DERECHO:

Recurso de casación. Ineficacia sobrevenida del testamento por crisis de convivencia en la pareja estable.

El recurso de casación se funda en

  • La vulneración del art. 422-13 del Código Civil de Catalunya, por inexistencia de jurisprudencia.
  • El interés casacional que se formula en el recurso.
  • Se solicita se declare que:

” Conforme a las sucesiones abiertas tras la derogación de la Ley 10/1998, aunque en el momento de otorgar testamento -vigente la referida Ley- la pareja homosexual no hubiera otorgado con anterioridad escritura pública, de conformidad con el art. 21 de a misma ley , era pareja estable, si cumplía los requisitos del art. 234. 1 de la Ley 25/2010 , vigente a la apertura de la sucesión.

Y por consiguiente, el art. 422-13 CCCat , es aplicable a las sucesiones abiertas tras la derogación de la Ley 10/1998, a las parejas homosexuales, que en el momento de otorgar testamento tuvieran la consideración de pareja estable, de acuerdo con el art. 234. 1 del CCCat “.

Centrando la ” questio iuris ” que se plantea, en síntesis, conforme se afirma en la formulación del recurso, es;

  • determinar cuál normativa legal es aplicable al caso litigioso para que proceda o no a la ineficacia sobrevenida del testamento por crisis matrimonial o de convivencia – art. 422- 13 CCCat – teniendo en cuenta que al momento de otorgar el testamento no se hallaban constituidos (causante y heredero) como pareja estable homosexual.
  • mientras que si aplicamos la normativa vigente al momento de apertura de la sucesión, como pretende el recurrente – art. 234. 1 CCCat – sí se les hubiera considerado como pareja estable homosexual y, por tanto, procedería la ineficacia sobrevenida del testamento otorgado por el Sr. Pio a favor del Sr. Inocencio , pues al fallecer el Sr. P se encontraba divorciado del Sr. Inocencio .

La sentencia recurrida estima que:

  • no resulta de aplicación el art. 422-13. 2 CCCat , puesto que no nos encontramos en el supuesto contemplado en la norma, ya que;
    • Cuando se otorga el testamento, en 31 de julio de 2000, causante y heredero no eran pareja estable homosexual, por aplicación del art. 21 Ley 10/1998 .
    • No habían formalizado la unión mediante la preceptiva escritura pública que era una formalidad constitutiva, lo que se llevó a cabo posteriormente en 18 de octubre de 2.000 y contrajeron matrimonio en 2.006.

Determinación de las partes, respecto de la causa.-

La recurrente, entiende, que:

  • Habiendo fallecido el causante el Sr. P el 10 de febrero de 2014, la ley vigente aplicable a la pareja estable es el art. 234-1 CCCat ,
  • Por lo que, no existiendo diferencia entre las parejas de hecho heterosexuales y homosexuales y cumpliéndose con una convivencia superior a la de dos años al momento de otorgar el testamento, la conclusión ha de ser que la disposición efectuada a favor del Sr. I por el causante, se realizó en consideración a ser pareja estable legalmente constituida y producida su disolución por divorcio, resulta aplicable el art. 422-13. 2 CCCat .

Por el contrario, la representación del Sr. I alega, que:

  • el art. 422-13 CCCat no ha sido infringido puesto que no se dan los presupuestos de aplicabilidad que establece dicha norma puesto que el Sr. P otorgó su último testamento a favor del Sr. I cuando eran pareja sentimental pero ni eran pareja estable ni eran matrimonio, sin que proceda una aplicación analógica de la norma y sin posibilidad de aplicación retroactiva de una norma que entró en vigor once años después del otorgamiento del citado testamento, es decir, el art. 234. 1 CCCat.
  • respecto de lo dispuesto en el artículo 234, apartado 1 del Código Civil Catalán, no es aplicable en la presente litis puesto que partiendo del principio ” tempus regit actum“, debe resolverse si el Sr. P y el Sr. I eran pareja cuando el primero otorgó testamento a favor del segundo, para lo cual hemos de acudir al momento de otorgamiento del testamento y no a otro momento posterior cuando entró en vigor el art. 234. 1 CCCat , debiendo, en cualquier caso, regir el principio ” favor testamenti ” y la real voluntad del testador.

4.- El art. 422-13 CCCat dispone que:

  • La institución de heredero, los legados y las demás disposiciones que se hayan ordenado a favor del cónyuge del causante devienen ineficaces si, después de haber sido otorgados, los cónyuges se separan de hecho o legalmente, o se divorcian, o el matrimonio es declarado nulo, así como si en el momento de la muerte hay pendiente una demanda de separación, divorcio o nulidad matrimonial, salvo reconciliación.
  • Las disposiciones a favor del conviviente en pareja estable devienen ineficaces si, después de haber sido otorgadas, los convivientes se separan de hecho, salvo que reanuden su convivencia, o se extingue la unión por una causa que no sea la defunción de uno de los miembros de la pareja o el matrimonio entre ambos.
  • Las disposiciones a favor del cónyuge o del conviviente en pareja estable mantienen la eficacia si del contexto del testamento, el codicilo o la memoria testamentaria resulta que el testador las habría ordenado..

Una disposición de última voluntad por la cual el causante ha designado a su prometido es ineficaz, si los esponsales han sido disueltos antes de la muerte del causante.

La institución de heredero dispuesta a favor del cónyuge del testador, quedará ineficaz si se declara nulo su matrimonio a instancia del propio testador, a menos que resulte comprobado que fue otra su voluntad.

En cualquier caso, y debe ello destacarse frente a la norma precedente contenida en el art. 132 CS, que el vigente art. 422-13. 1 CCCat, como se desprende de la Exposición de Motivos del L. IV CCCat, objetiva la causa o el motivo casualizado y lo hace en base a la desaparición de la comunidad de vida matrimonial, después de haber otorgado el testamento, mediante separación de hecho o legalmente, se divorcian o el matrimonio es declarado nulo y también si al momento del fallecimiento se encuentra pendiente una demanda de separación o divorcio, a salvo de reconciliación. E igualmente para las parejas estables – art. 422-13. 2 CCCat , las disposiciones testamentarias devienen ineficaces si después de haber sido otorgadas, quienes conviven se separan de hecho, a salvo que reanuden la convivencia, o se extinga la pareja estable por una causa que no sea la defunción de uno de los miembros o el matrimonio entre ambos, a salvo, en ambos supuestos – art. 422-13. 3 CCCat – si se desprende lo contrario del ” contexto del testamento ” y resulta que el testador las hubiere ordenado aunque concurran los casos anteriormente señalados en los pfos. 1º y 2º de dicho art. 422-13 CCCat .

En el presente supuesto controvertido, causante y heredero, se divorcian en 2011, habiendo procedido, en primer lugar,

  • A la constitución de pareja estable el 18 de octubre de 2000, o sea, varios meses después de haber otorgado el testamento en 31 de julio de 2.000.
  • Posteriormente divorciándose en 2011 y falleciendo el causante en 2.014, habiéndose producido la entrada en vigor del CCCat el 1 de enero de 2.009.

Por tanto, concurre el supuesto objetivo para la ineficacia sobrevenida del art. 422-13. 2 CCCat del testamento al haberse extinguido la pareja estable, con posterioridad al otorgamiento del testamento, por sentencia de divorcio.

No obstante, la cuestión definitoria que hemos de resolver conforme al interés casacional descrito es si a la fecha del fallecimiento, para su consideración como pareja de hecho, ha de aplicarse;

  • Ley vigente al momento de la apertura de la sucesión:
    • El artículo 234- 1 CCCat , como pretende el recurrente; o bien
  • Ley aplicable al momento de otorgamiento del testamento:
    • El artículo 21 Ley 10/1998 , como resuelve la sentencia recurrida. En el último de los casos, no podría aplicarse el art. 422-13 CCCat , siendo válida la institución de heredero a pesar del divorcio posterior, pues no se cumpliría con el presupuesto primario de la norma, o sea, haber realizado una disposición a favor del convivente en pareja estable.

Téngase presente que es requisito primario para la aplicación del art. 422-13 CCCat la de que el testador haya ordenado una disposición a favor de la persona con la cual ha establecido

  • Vínculo matrimonial;
  • Vinculo de convivencia en unión estable de pareja,

Por lo tanto, si resulta que la disposición testamentaria fue otorgada por el causante en un momento anterior a la constitución de la pareja estable, no podría aplicarse el art. 422-13 CCCat puesto que lo definitorio es si al momento de otorgar el testamento, tenía o no el heredero la consideración de pareja estable. Si no se había constituido legalmente, por tanto, se trataría de una disposición testamentaria realizada a favor de una persona que ni es cónyuge ni tenía la consideración de unión estable de pareja, siendo inaplicable el art. 422-13 CCCat .

Centrados en estos términos el debate de la litis la cuestión a resolver es si en el caso controvertido el Sr. P -causante- y el Sr. I -heredero- han de considerarse pareja de hecho legalmente constituida a los efectos de aplicación de la ineficacia sobrevenida del testamento.

  • En primer lugar, hemos de partir que en derecho civil catalán la voluntad del testador capaz es la ley de la sucesión y que los motivos de ineficacia sobre todo aquellos supuestos en los que es el legislador quien presume que la voluntad del testador es diferente a la voluntad expresada formalmente, no pueden ser interpretados extensivamente ni para casos diferentes a los específicamente previstos.

Ha de interpretarse el testamento en un sentido “favor testamenti” en beneficio del favorecido e interpretar restrictivamente aquellas disposiciones limitativas.

  • En segundo lugar, hemos de señalar que la normativa aplicable para regular dicha cuestión no es la del momento de la apertura de la sucesión, como pretende el recurrente, sino la del otorgamiento del testamento, sin que resulte posible confundir, como hace el recurrente y señala la contraparte, la normativa sucesoria y aquella relativa a las uniones estables de pareja.

Como consta en el apartado reseñado a la concreción de la causa,

  1. el Sr. P y el Sr. In eran pareja sentimental, al momento de otorgar el testamento, pero no se habían constituido en pareja estable conforme a lo dispuesto en el art. 21 de la LUEP, aun cuando lo hicieran varios meses después y posteriormente contrajeran matrimonio.
  2. En aquel momento, otorgamiento del testamento, la acreditación como pareja estable homosexual requería el otorgamiento de escritura pública, a diferencia de las parejas estables heterosexuales -art. 1 LUEP- en que para aquellos casos de no otorgamiento de escritura pública era suficiente el transcurso temporal de dos años o descendencia común de ambos convivientes.
  3. Aún cuando el Sr. I. fuera pareja sentimental del Sr. Pio , con anterioridad al otorgamiento del testamento, desde hacía más de ocho años, no se había constituido la relación de pareja homosexual -art. 21- mediante escritura pública que era un requisito constitutivo ” ad solemnitatem ” y no solo “ad probationem”.
  4. Si bien el fundamento constitucional de las uniones estables de pareja es común a todas sus clases y, como declara el Tribunal Supremo, tiene que ver con la libertad como valor superior del ordenamiento jurídico, tal y como establece el artículo 11 de la Constitución Española, que obliga a los poderes públicos a promover las condiciones para su realidad y efectividad, en virtud del artículo 9, mas concretamente en su apartado segundo, y con la dignidad de la persona, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la Ley y a los derechos de los demás, artículo 10 de la Constitución Española, del que resulta la prohibición de limitar arbitrariamente la autonomía de la voluntad que toda persona tiene a la hora de decidir la forma en la que desarrolla sus relaciones de afectividad, en general y a priori, la exigencia de requisitos diferentes para la constitución de unas uniones (heterosexuales) u otras (homosexuales) no vulnera el principio de igualdad ante la ley, amparado en el artículo 14 de la Constitución, puesto que,
  5. Como se ha venido admitiendo por el Tribunal Constitucional, es perfectamente legítima la posibilidad de que el legislador -el autonómico también- establezca diferencias entre las distintas relaciones familiares, siempre y cuando no coarte ni dificulte irrazonablemente la convivencia more uxorio. En definitiva, se trata, en cada caso, de una opción selectiva, para la que el legislador está constitucionalmente autorizado, de tal manera que sus disposiciones en tal sentido no pueden considerase, sin más, discriminatorias o atentatorias contra el artículo 14 de la Constitución Española, a menos que las mismas no se amparen en causas y fundamentos razonables.
  6. La opción legislativa adecuada consiste en encontrar un equilibrio razonable entre las exigencias del principio de libertad individual, que implica el respeto a la opción de no casarse, y las del principio de igualdad, que suponen el reconocimiento de ciertos derechos y obligaciones semejantes a los matrimoniales, admitida la posibilidad constitucional de imponer deberes recíprocos de asistencia -y de reconocer derechos correlativos- a determinado tipo de convivientes (pero no a todos), sometiéndolos a las exigencias de justicia y solidaridad que se protegen en un Estado social y democrático de derecho.

Por lo demás, no se aprecia que la realidad social del tiempo (2009) en que debe aplicarse la norma sometida a nuestra interpretación -el art. 1.1 de la LUEP (1998)- justifique la supresión del requisito impuesto en ella para constituir una unión estable de pareja, de forma que, adelantando los efectos de la Llei 25/2010 ( art. 234-2 CCCat )-, hubieran de reconocerse retroactivamente los efectos jurídicos propios de la misma a la de quienes entonces convivían more uxorio sin poder contraer matrimonio entre sí por hallarse vinculado matrimonialmente uno de ellos a una tercera persona ( art. 46.2 CC ) y por no haberse podido dictar la sentencia de divorcio, pese a la presentación de la correspondiente demanda, por su muerte prematura ( arts. 88 y 89 CC )

En su consecuencia, si bien se ha probado en autos el hecho objetivo de la disolución de la pareja estable al momento del fallecimiento del causante (Sr. P ) no se ha justificado que al momento del otorgamiento del testamento formaran una pareja estable, requisito primario para la aplicación del art. 422-13.2 CCCat , sino al contrario,

Eran pareja sentimental desde hacia 8 años pero hasta varios meses después del otorgamiento del testamento no se constituyeron en pareja estable mediante el otorgamiento de la correspondiente escritura pública conforme al art. 21 LUEP, sin que proceda la aplicación retroactiva de la Ley 25/2010 , en concreto, el art. 234- 1 CCCat a la unión sentimental que existía entre el Sr. P y el Sr. I cuando se otorgó el testamento, puesto que es regla primaria aquella; que establece la irretroactividad de la norma salvo estipulación expresa en contra, obviando el principio general al que dicho precepto responde, la sujeción de todo derecho a la normativa vigente al tiempo de producirse el hecho generador de aquél, procediendo, por ende, a la confirmación de la sentencia recurrida al no concurrir entre los convivientes Sr. P – causante- y Sr. Inocencio – heredero, el presupuesto primario para la aplicación del art. 422-13. 2 CCCat de haberse constituido como pareja estable al momento de haberse otorgado la disposición testamentaria.

Ha de desestimarse el motivo único del recurso de casación.

SEGUNDO.- Han de imponerse las costas del recurso a la recurrente, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 394 y 398 Ley Enjuiciamiento Civil, con pérdida del depósito constituido, a tenor de lo dispuesto en el apartado 9 de la DA 15ª de la LOPJ .

FALLO:

LA SALA DE LO CIVIL Y PENAL DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE CATALUÑA, DECIDE : DESESTIMAR el recurso de casación interpuesto por la representación procesal de Dª M contra la Sentencia de fecha 25 de julio de 2018 dictada por la Sección 11ª de la Audiencia Provincial de Barcelona en el rollo de apelación núm. 237/2018 , la cual se confirma, con expresa imposición de las costas al recurrente y pérdida del depósito constituido.

Notifíquese la presente a las partes litigantes y con su testimonio remítase el Rollo y las actuaciones a la Sección indicada de la Audiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s