NULIDAD, SEPARACIÓN Y DISOLUCIÓN DEL MATRIMONIO: SUS CAUSAS Y EFECTOS

NULIDAD, SEPARACIÓN Y DISOLUCIÓN DEL MATRIMONIO: SUS CAUSAS Y EFECTOS

A) LA NULIDAD.-

Esta figura jurídica, se encuentra regulada en los artículos 73 a 79 del Código Civil.

La nulidad se puede definir como la total ineficacia del matrimonio por causa coetánea a la celebración del mismo y con efecto retroactivo a tal momento, salvo para el cónyuge de buena fe y para los hijos.

1. Las Causas de nulidad:

En virtud de lo dispuesto en el artículo 73; “Es nulo, cualquiera que sea la forma de su celebración:

1.- El matrimonio celebrado sin consentimiento matrimonial.

2.- El matrimonio celebrado entre las personas a que se refieren los artículos 46 y 47, salvo los casos de dispensa conforme al artículo 48.

3.- El que se contraiga sin la intervención del Juez, Alcalde o funcionario ante quien deba celebrarse o sin la de los testigos.

4.- El celebrado por error en la identidad de la persona del otro contrayente o en aquellas cualidades personales que, por su entidad, hubieran sido determinantes de la prestación del consentimiento.

5.- El contraído por coacción o miedo grave.”

2.- La Legitimación:

Se regula en los artículos 75 a 79 del Código Civil.

La acción para pedir la nulidad del matrimonio corresponde a los cónyuges, al Ministerio Fiscal y a cualquier persona que tenga interés directo y legítimo en ella, salvo lo dispuesto en los artículos siguientes.

Si la causa de nulidad fuese la falta de edad, mientras el contrayente sea menor sólo podrá ejercitar la acción cualquiera de sus padres, tutores o guardadores y, en todo caso, el Ministerio Fiscal.

Al llegar a la mayoría de edad, sólo podrá ejercitar la acción el contrayente menor, salvo que los cónyuges hubieren vivido juntos durante un año después de alcanzada aquélla.”

En los casos de error, coacción o miedo grave, solamente podrá ejercitar la acción de nulidad el cónyuge que hubiere sufrido el vicio.

Caduca la acción y se convalida el matrimonio si los cónyuges hubieran vivido juntos durante un año después de desvanecido el error o de haber cesado la fuerza o la causa del miedo.”

Por su arte el Juez no acordará la nulidad del matrimonio por defecto de forma si al menos uno de los cónyuges lo contrajo de buena fe, salvo lo dispuesto en el numero 3 del artículo 73.

La declaración de nulidad del matrimonio no invalidará los efectos ya producidos respecto de los hijos y del contrayente o contrayentes de buena fe. La buena fe se presume. (Matrimonio putativo)