EL CONSENTIMIENTO MATRIMONIAL EN EL DERECHO CANONICO

EL CONSENTIMIENTO MATRIMONIAL EN EL DERECHO CANONICO.

Vamos a tratar a continuación cuanto se refiere al consentimiento matrimonial de manera mas sencilla posible para que sea asequible al lector profano.

El tema del consentimiento, es una de las cuestiones, que sin parecerlo, supone, desde el punto de vista jurídico de los mas complejos y a su vez de los mas apasionantes, al menos desde nuestra perspectiva.

El consentimiento matrimonial es, seguramente el elemento básico y mínimamente exigible para nazca el matrimonio.

El matrimonio lo produce el consentimiento legítimamente manifestado, por personas jurídicamente hábiles y que nadie lo puede suplir.

La Jurisprudencia del Tribunal de la Rota, lo analiza destacando la necesidad de que sea la verdadera expresión de aquello que el individuo quiere, como señor de los propios actos, autónomo  libre de las propias elecciones, capaz de autodeterminación y de decidirse en relación al surgimiento del vinculo conyugal que da origen a un matrimonio concreto con una persona determinada; entre otras Sentencias, la de 23 de Abril de 2003.

1.- Valor constitutivo, pues es el electo que crea el vínculo matrimonial en cuanto se crean relaciones jurídicas. Ademas, entre bautizados,tiene el valor de sacramento.

2.- Se trata de una manifestación de voluntad de una especie singular, cuya naturaleza precisa la forma de contrato que precisa el mutuo acuerdo de los contrayentes.

3.- No cabe sustitución en la emisión del consentimiento cuando se dice que “ningún poder humano puede suplir.

4.- A pesar de lo dicho, no se debe confundir la existencia del consentimiento con existencia o calidez del matrimonio.

El consentimiento puede ser naturalmente suficiente, pero jurídicamente ineficaz lo cual ocurre cuando se ha emitido un acto de voluntad con el ánimo de quedar ambos cónyuges vinculados en matrimonio, pero por razones extrínsecas el tal matrimonio, puede resultar nulo.

5.- El con sentimiento matrimonial tiene el carácter de irrevocable, sin embargo, en ocasiones puede existir una situación de pendencia en tanto no se perfecciona el matrimonio como por ejemplo en el caso del cumplimiento e una obligación o en el caso de la sanción en la raíz, por ello el Código mantiene la presión de perseverancia e n tanto no conste la revocación

El consentimiento es pues, el acto de voluntad que emiten los contrayentes, por el cual se entregan y aceptan, en alianza irrevocable, para constituir el matrimonio.

Los requisitos y planteamiento contendies en el canon 1055, aparecen repetidos en el canon 1057, todo ello evidencia el carácter personalista de la alianza matrimonial.

6.- Ha de destacarse un tercer estadio concerniente al consentimiento. Por una parte la mutua entrega y aceptación de dos personas; por otra el ejercicio de los derechos y obligaciones inherentes a las personas que contraen.

Capacidad para emitir el consentimiento.-

El Código no hace referencia a una capacidad positiva para emitir el consentimiento. simplemente se hace referencia a personas o circunstancias que impidan una correcta emisión de la voluntad.

Es de advertir que el Código anterior no hacía referencia a tales extremos, por lo que la doctrina y la jurisprudencia se vieron en la necesidad de suplir tal deficiencia en atención a los principios básicos establecidos en el anterior Código para apreciar las posibles incapacidades que pudieran existir en la emisión del consentimiento.

En la actualidad se parte de la existencia de una capacidad aptitud generalizada para emitir el consentimiento matrimonial, pero sin perder de vista los casos de incapacidad por razones de tipo funcional, mental o psicológico.

Por ello cuando se habla de “idoneidad para asumir los deberes específicos del matrimonio” ha de entenderse que la capacidad para contraer está integrada por estos tres factores:

  • Suficiente uso de razón.
  •  Madurez proporcionada al matrimonio.
  • Aptitud para cumplir los debes que el matrimonio impone.

Vamos a continuación, a destacar y analizar, brevemente los conceptos jurídicos exigidos, y considerados esenciales para la correcta emisión del consentimiento matrimonial. Dada la amplitud del tema lo desarrollaremos en temas a parte.