COMO LIQUIDAR EL PATRIMONIO COMUN DE UNA PAREJA DE HECHO

 

Como Liquidar el patrimonio común de una pareja de hecho.-

Ya hemos hablado en los temas referentes a uniones de hecho, que dicha materia no se encuentra regulada de manera estatal, siendo la Jurisprudencia la que a través de sus sentencias, determine las cuestiones, legales que puedan plantearse en el devenir de dichas uniones.

Así Jurisprudencia, como nos referimos en su momento, en determinadas cuestiones no equipara las uniones de hecho a los matrimonios, en lo referente a las situaciones que derivan de os mismos, por ello, y en la presente cuestión, considera que, en una pareja de hecho el reparto de los bienes deberá hacerse teniendo en cuenta que no se trata de una sociedad de gananciales, sino de una comunidad de bienes.

Así reiteradamente lo establecen, por ejemplo, las Sentencias del Tribunal Supremo como de las distintas Audiencias Provinciales,  en las que se determina la imposibilidad de aplicar analógicamente la presunción de ganancialidad a las uniones de hecho.

Sin embargo, conviene aclarar que no en todos los supuestos de parejas puede entenderse que existe aquella comunidad.

Para ello será necesario o bien pacto expreso o hechos concluyentes que evidencien la voluntad de los interesados de llevar a cabo una aportación continuada y duradera de sus ganancias o de su trabajo al acervo común.

En definitiva, dependerá del supuesto concreto, teniendo en cuenta que se deberá probar la existencia de una especie de comunidad que justifique créditos de uno a otro cónyuge por aportaciones que hayan podido efectuarse durante la convivencia, será conveniente acudir a un juicio declarativo en el que se proceda a una liquidación completa del patrimonio común.

Si se tratara de una pareja de hecho sin hijos,  no será posible para liquidar su patrimonio, aplicar por analogía las normas de liquidación del régimen económico matrimonial previstas en los artículos 806 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil,  ni las de la sociedad de gananciales.

Si consideramos que existe una comunidad de bienes, el procedimiento será el de la división de la cosa común. El Tribunal Supremo es claro en este sentido, al establecer en resolución que:

No se aplican las reglas de liquidación de gananciales a la liquidación de bienes de la unión de hecho, admitiéndose la comunidad romana de bienes por haberlo pactado los convivientes y no procede discutir si caben compensaciones de cualquier tipo“.

En tal sentido y como hemos manifestado anteriormente, habrá que estar al caso concreto para poder determinar las normas a aplicar a los efectos liquidatarios en el ámbito de las uniones de hecho.

información proporcionada por sepin