CONSENTIMIENTO MATRIMONIAL Y LA EXCLUSION DE LOS ELEMENTOS ESENCIALES DEL MATRIMONIO

 

EXCLUSION DE LOS ELEMENTOS ESENCIALES DEL MATRIMONIO

 

Es nulo el matrimonio cuando existe la voluntad de no asumir las obligaciones esenciales del matrimonio; mientras que es válido cuando solo existe la intención de no cumplir las obligaciones contraídas.

Se basa esta doctrina en la distinción entre el derecho y su ejercicio; entre la obligación y su cumplimiento.

El derecho y la correspondiente obligación, existen, independientemente de de su ejercicio y cumplimiento, respectivamente.

El ejercicio de un derecho y el cumplimiento de una obligación, presuponen, lógicamente la existencia de aquellos.

EEXCLUSIÓN DEL “BONUM PROLIS”.-

El primer problema que se plantea, hace referencia al derecho al acto conyugal, y comprende también situaciones tales como la concepción y alumbramiento, educación etc.

La figura de simulación abarca dos modalidades. Una la exclusión del acto conyugal, y otra, en a que aceptando el acto conyugal como tal, se salva el derecho de evitar la prole con carácter absoluto.

Requisitos.-

Exclusión de los actos conyugales y generación de la prole.

1.- No será suficiente un vago propósito de exclusión de la prole.

2.- Tampoco será suficiente, y será preciso distinguir entre el deseo de no tener hijos del simple temor a la prole.

3.-El mantener ideas contraerías a la institución matrimonial y de su ordenación a la prole.

Por otro lado debe distinguirse el hecho de rechazar todo acto de generación y otro es el propósito de no ejercitar el derecho o no cumplirla obligación contraída. Una cosa es todo el derecho al acto de la generación y otra no ejercitar el derecho o no cumplir con la obligación contraída.

A la luz de estas premisas, deben hacerse las siguientes consideraciones:

a.- El propósito de abusar de las relaciones conyugales no implica validez del consentimiento.

b.- El propósito de practicar una continencia periódica, significa una limitación del derecho.

No obstante; pero si esta práctica se extendiese a los días fértiles, podría suponerse que existe una limitación del derecho.

El mero hecho de contraer matrimonio con los propósitos antes expuestos, ya están distinguiendo entre el derecho y su ejercicio; aceptando el primero, y renunciando al segundo.

Criterios para delimitar el alcance de la exclusión, tan solo con varo indicativo:

1.- En caso de duda, debe suponerse que el contrayente, quiso excluir el ejercicio del derecho, y o el derecho en sí.

2.- Si la exclusión de la prole se hizo de común acuerdo, se presume que se excluyó el mismo derecho.

3.-Si existe generación e la prole, debe presumirse que se restringió el ejercicio del derecho.

4.- Las limitaciones de carácter perpetuo fundan la presunción haberse excluido en derecho en sí.

5.- Las limitaciones de carácter temporal, harían que pensar que obedecen a causas transitorias, salvo que se de mostrase que existe una limitación substancial, en cuyo caso habría que pensar en una restricción continua y perpetua contraria a la entrega mutua contenida en el pacto matrimonial.

6.- Diferir las relaciones conyugales o la procreación durante un tiempo indefinido, se entiende, en principio que afecta al ejercicio del derecho.

EXCLUSIÓN DEL “BONUM FIDEI”.-

Hay exclusión del “bonum fidei” en los supuestos que citamos a continuación:

1.- Cuando uno de los cónyuges se reserva el derecho a celebrar otra boda legítima, persistiendo el anterior vínculo matrimonial anterior.

2.- En el supuesto de que se rechace la exclusividad del “ius in corpus” o la obligación e fidelidad.

3.- Cuando no se rechaza la realización de actos “contra natura”.

Requisitos.-

1.- La exclusión debe consistir en un acto positivo de voluntad, sin que sea suficiente el propósito de faltar al principio de fidelidad. Tampoco es suficiente el error en que puedan caer los contrayentes sobre la obligación de la fidelidad.

2.- El consentimiento queda viciado en el momento en que un contrayente excluye el “derecho de exclusividad” y la correspondiente obligación de guardar la fidelidad.

Criterios para delimitar el alcance de la exclusión.-

1.- Los comportamientos anteriores y posteriores al matrimonio no prueban la exclusión de la fidelidad.
2.-Resulta fácil la prueba de exclusión de la fidelidad, cuando revistió la forma de pacto o condición.

3.- El pacto matrimonial puede resultar nulo cuando existe una causa objetiva que impide el pacto de fidelidad como es el caso de una constitución patológica de hipersexualidad.

4.- Cuando el propósito de mantener relaciones ilícitas, tiene carácter perpetuo se presume, en general, que fue excluida la obligación de fidelidad.
 

EXCLUSIÓN DEL “BONUM SACRAMENTI”.-

Es sabido que la exclusión del “bonum sacramenti” alude a la indisolubilidad del matrimonio cuando se trata de matrimonio consumado…. que adquiere firmeza por razón del sacramento.

La exclusión de la indisolubilidad tiene lugar explicitamente, cuando uno o ambos cónyuges abrigue el derecho de romperé vínculo matrimonial para librarse de las obligaciones matrimoniales.

Tiene lugar implícitamente cuando el consentimiento se dirige a un objeto contradictorio con la indisolubilidad; como puede ser la voluntad de contraer un matrimonio disoluble.

Para que se considere excluido el “bonum sacramento” no es necesario que la manifestación de voluntad se haga de manera absoluta; basta con que se haga de forma hipotética, es decir, que se reserva la posibilidad de disolver el matrimonio; por ejemplo en el caso de que la unión no resulte afortunada.

Pueden configurarse los siguientes supuestos:

1.- Cuando el contrayente, propone poner fin al matrimonio, mediante la creación de una situación de hecho en la que recupere su libertad.

2.- La voluntad de recurrir al divorcio civil, es suficiente para estimar excluida la indisolubilidad.

3.- La voluntad de no consumar el matrimonio, con el fin de obtener la disolución del matrimonio contraído.

4.- No atenta contra la indisolubilidad en el caso se separación conyugal entendida como mera separación de cuerpos.

Acto positivo de voluntad.- Debe distinguirse la exclusión mediante un acto positivo de voluntad, de aquellos estados de opinión contrarios a la indisolubilidad.

Una cosa es el mero propósito de solicitar el divorcio,si llega el caso; y otro distinto es el hecho de limitar o restringir el con sentimiento matrimonial limitándolo sustancialmente.

Puede confundirse el error con la simulación. La jurisprudencia clásica entiende que el erró hace referencia al ámbito del en rendimiento ; en tanto que la jurisprudencia mas reciente entiende que debe admitirse la mayor proclividad de la voluntad de actuar en el sentido que le dicta el  entendimiento.

Criterios para delimitar el alcan e de la exclusión.-

1.-. La existencia de una ley de divorcio en un lugar determino, no es razón suficiente para para estimar la exclusión de la indisolubilidad, A “sensu” contrarío, si el contrayente “hace suya” la ley divorcia, y la aplica al proyecto de matrimonio, es posible que haya excluido la indisolubilidad.

2.- Si una persona contrae matrimonio civil, con propósito de divorciarse, y matrimonio canónico, debe suponerse que salva la indisolubilidad del matrimonio religioso.

3.- Debe presumirse que unas personas con una moral sana, y profundamente enamorados, puedan haber excluido la indisolubilidad.
4.- DFone no existe el divorcio, no debe presumirse la exclusión e la indisolubilidad, sino, mas bien la intención de abandonar al consorte.
5.- No debe aceptarse la exclusión sin una causa suficiente. En tales casos parase que lo que existe es una grave malicia o deseo de perjudicar al otro cónyuge.

6.- La prueba preconstituida, contraria a la indisolubilidad carece de fuerza probatoria; y tal prueba deberá ser contrastada con el resto de las pruebas presentadas.

Exclusión de carácter sacramental.-

La Jurisprudencia entiende que lo que es relevante es la in tensión los contrayentes libremente manifestada; puesto que matrimonio canónico y sacramentalidad van unidos; salvo que como consecuencia de sus errores sean contrarios a la fe, y demuestren decididamente contrarios a la sacramentaliedad.

Exclusión e la vida en común.-

La exclusión de la vida en común puede tomar diversas formas:

1.- Como exclusión e la cohabitación. (exclusión de comunicación de mesa, lecho y habitación)

Su exclusión puede tomarse como intención de no contraer ningún vínculo o compromiso matrimonial.

2.- En tal caso, lo mas seguro es que estaríamos en presencia de un supuesto de simulación.

3.- La jurisprudencia admite, por lo general, la nulidad por la exclusión del derecho- obligación de la exclusión de la vida en común o por la exclusión del derecho a la relación interpersonal.