La pensión de viudedad y uniones de hecho.¿Derecho y reconocimiento de percibirla en caso de fallecimiento?

La presente resolución; la cual traemos a este espacio, del Tribunal Supreior de Justicia de las Islas Baleares, dictada en el mes de Mayo del año en curso, nos traer una cuestion de suma importancia, como es el derecho de la pensión de viudedad de las parejas de hecho.

La presente cuestión es sumamente complicada, y no deja lugar a dudas de la situación existente, en la que se encuentras este tipo de uniones; las cuales, en modo alguno han regularizado su situación de afectividad. Por ello, en este espacio, hemos querido llamar la atención respecto de esta cuestión, dado la problemática de la prueba de la misma, así como la perdida de derechos, al no contar con una regularización jurídica.; entre las que destacamos;

Uniones de Hecho. ¿Qué nos distingue del matrimonio?

Requisitos que constituyen una unión o pareja de hecho, y su validez.

¿Cómo puedo acreditar la unión o pareja de hecho?

Régimen económico en uniones de hecho.

Sucesiones en uniones de hecho.¿Puedo heredar de mi pareja?

Además de determinar la presente resolución sobre el derecho o no a la concesión de la pensión de viudedad a uno de los miembros de la pareja; la resolución analiza y determina una cuestión de suma importancia, y que no en pocas ocasiones se ha dado lugar en la vida ordinaria, como es el hecho de haber otorgado o no el consentimiento.

Así se planta al órgano judicial, la debida concesión o no, en base a la normativa aplicable y los derechos que le amparan, de la pensión de viudedad a una mujer que habiendo instado el expediente matrimonial, su pareja fallece días antes de contraer matrimonio.

Así nos encontramos a una pareja, que fruto de su unión tienen en común una hija nacida en el año 2016.

En su día instan el oportuno expediente gubernativo ante el Registro Civil de Palma de Mallorca para contraer matrimonio. El Registro Civil en Noviembre de 2016, resolvió la sobre la acreditación y capacidad para contraer, determinando día y hora para la celebración del mismo el 10 e Febero de 2017 a las 11.50 horas de su mañana.

El futuro esposo, falleció el día 16 de enero de 2017, casi un mes antes de contraer matrimonio

En el momento del fallecimiento don Carlos Jesús estaba dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

En base a estos precedentes, ¿la mera voluntad de contraer matrimonio teniendo fecha para la celebración sería valido para otorgar a la que sería esposa, el derecho a cobro de la pensión de viudedad?

Basandose en este interroagnate, es lo que se circunscribe la presente resolución del Tribunal Supreio de Justicia.

Doña Eloisa, dadas las circunstancias, solicitó ante el INSS el reconocimiento de una prestación de viudedad que le fue denegada por la entidad gestora mediante resolución, por la que se desestima la demanda interpuesta por Doña Alicia; Motivo:

“Por no ser su relación con el fallecido ninguna de las que pueden dar lugar a una pensión de viudedad de acuerdo con los artículos 219 , 220 y 221 de la Ley General de la Seguridad Social ” que fue recurrida en vía administrativa por la actora, y desestimada dicha reclamación por el INSS”.

Segunda Instancia.-

Recurso de Suplicación.-

El Recurso contra la sentencia dictada en fecha 1 de octubre de 2018 por el Juzgado de lo Social número 3 de Palma de Mallorca, se fundamenta en:

amparo del artículo 193 c) LRJS , denunciando la indebida aplicación de la legislación vigente y jurisprudencia aplicable.

considera que se ha producido aplicación indebida del artículo 219 de la Ley General de la Seguridad Social, aprobada por el RDLeg. 8/2015, de 30 octubre, en relación con el artículo 3 y 1254 del Código Civil .

El referido artículo 219, referido a la pensión de viudedad del cónyuge superviviente, determina que:

  • Tendrá derecho a la pensión de viudedad, con carácter vitalicio, salvo que se produzca alguna de las causas de extinción que legal o reglamentariamente se establezcan, el cónyuge superviviente de alguna de las personas a que se refiere el artículo 217.1, siempre que si el sujeto causante se encontrase en alta o en situación asimilada a la de alta en la fecha de su fallecimiento hubiera completado un período de cotización de quinientos días, dentro de los cinco años inmediatamente anteriores a la fecha del hecho causante de la pensión.
  • En los supuestos en que esta se cause desde una situación de alta o de asimilada a la de alta sin obligación de cotizar, el período de cotización de quinientos días deberá estar comprendido dentro de los cinco años inmediatamente anteriores a la fecha en que cesó la obligación de cotizar.
  • En cualquier caso, si la causa de la muerte fuera un accidente, sea o no de trabajo, o una enfermedad profesional, no se exigirá ningún período previo de cotización.
  • También tendrá derecho a la pensión de viudedad el cónyuge superviviente aunque el causante, a la fecha de fallecimiento, no se encontrase en alta o en situación asimilada a la de alta, siempre que el mismo hubiera completado un período mínimo de cotización de quince años
  • En los supuestos excepcionales en que el fallecimiento del causante derivara de enfermedad común, no sobrevenida tras el vínculo conyugal, se requerirá, además, que el matrimonio se hubiera celebrado con un año de antelación como mínimo a la fecha del fallecimiento o, alternativamente, la existencia de hijos comunes.
  • No se exigirá dicha duración del vínculo matrimonial cuando en la fecha de celebración del mismo se acreditara un período de convivencia con el causante, en los términos establecidos en el artículo 221.2, que, sumado al de duración del matrimonio, hubiera superado los dos años.

El auto de 4 de noviembre de 2016, el Registro Civil 2 de Palma autorizó la celebración del matrimonio civil, y citó a los comparecientes para celebrar la boda el día 10 de febrero de 2017, la cual, manifiesta que no pudo celebrarse porque el Sr. Carlos Jesús falleció el 16 de enero de 2017.

Considera el recurrente que prestado el consentimiento durante el expediente matrimonial tramitado ante el Registro Civil, el contrato se ha perfeccionado a tenor de lo establecido en el artículo o 1254 del Código Civil y, por tanto, se debe entender que los comparecientes prestaron consentimiento matrimonial, incidiendo en la reflejada voluntad de los de los comparecientes cuando tramitaron el expediente ante el Registro Civil

La cuestión jurídica radica en considerar que si a tenor de los hechos y alegaciones del recurrente podemos entender en virtud de las voluntades de las partes perfeccionado el matrimonio a efectos de la pensión de viudedad.

Ciñéndonos la cuestión jurídica, hemos de partir del análisis de los preceptos que regulan la institución de matrimonio.

A los efectos en el artículo 45 del Código Civil se establece que “ No hay matrimonio sin consentimiento matrimonial. La condición, término o modo del consentimiento se tendrá por no puesta.”

Del mismo precepto se extrae que el consentimiento matrimonial es requisito inescindible y de carácter expreso.

El artículo 61 del Código Civil dispone que:

  • El matrimonio produce efectos civiles desde su celebración.
  • Para el pleno reconocimiento de los mismos será necesaria su inscripción en el Registro Civil.

A demas de ello, debemos de terner en consideración que el Código Civil determina que:

  • El matrimonio no inscrito no perjudicará los derechos adquiridos de buena fe por terceras personas.
  • La celebración del matrimonio se hará constar mediante acta o escritura pública que será firmada por aquél ante quien se celebre, los contrayentes y dos testigos.
  • Extendida el acta o autorizada la escritura pública, se remitirá por el autorizante copia acreditativa de la celebración del matrimonio al Registro Civil competente, para su inscripción, previa calificación por el Encargado del mismo.”

Observamos que en tal sentido es necesario y constituyente el consentimiento para la perfección del matrimonio, surgiendo sus efectos una vez inscrito en el Registro Civil.

En similar sentido y en efecto de concretar la esencial función de expediente matrimonial el artículo 65 Código civil determina que

En los casos en que el matrimonio se hubiere celebrado sin haberse tramitado el correspondiente expediente o acta previa, si éste fuera necesario, el Secretario judicial, Notario, o el funcionario diplomático o consular Encargado del Registro Civil que lo haya celebrado, antes de realizar las actuaciones que procedan para su inscripción, deberá comprobar si concurren los requisitos legales para su validez, mediante la tramitación del acta o expediente al que se refiere este artículo.

Si la celebración del matrimonio hubiera sido realizada ante autoridad o persona competente distinta de las indicadas en el párrafo anterior, el acta de aquélla se remitirá al Encargado del Registro Civil del lugar de celebración para que proceda a la comprobación de los requisitos de validez, mediante el expediente correspondiente.

Efectuada esa comprobación, el Encargado del Registro Civil procederá a su inscripción.

En tal sentido, se concreta y determina que la específica función del expediente matrimonial es comprobar que concurren los requisitos de capacidad necesario para poder celebrar el matrimonio por las partes que lo interesan, si bien en ningún modo es una manifestación expresa y o tacita que denote un consentimiento del mismo.

A los efectos el Reglamento de Registro Civil establece, artículo 240 ” El expediente se inicia con la presentación de un escrito, que contendrá:

1.º Las menciones de identidad, incluso la profesión, de los contrayentes.

2.º En su caso, el nombre y apellidos del cónyuge o cónyuges anteriores y fecha de la disolución del matrimonio.

3.º La declaración de que no existe impedimento para el matrimonio.

4.º El Juez o funcionario elegido, en su caso, para la celebración.

5.º Pueblos en que hubiesen residido o estado domiciliados en los dos últimos años.”

El artículo 242 dispone ” En el momento de la ratificación o cuando se adviertan se indicarán a los contrayentes los defectos de alegación y prueba que deban subsanarse.

La ratificación del contrayente que no esté domiciliado en la demarcación del Registro donde se instruya el expediente podrá realizarse por comparecencia ante otro Registro Civil español o por medio de poder especial.

El escrito será firmado por un testigo a ruego del contrayente que no pueda hacerlo .” y art. 249. ” Firme el auto favorable a la celebración , se llevará a cabo ésta, en cuanto lo permitan las necesidades del servido, en el día y hora elegidos por los contrayentes, que se les señalará, al menos, con un mes de antelación.

Si los contrayentes lo solicitan, el casamiento se celebrará dentro de los tres días siguientes a la conclusión del expediente y en el día y hora que fije el Encargado.” .

En esencia una vez observadas que se concurren los requisitos de capacidad y formalidades pertinentes se habilita para la celebración del matrimonio, si bien el mismo, como hemos indicado nace única y exclusivamente con el consentimiento expreso de los contrayentes.

En el presente caso, como indica la juzgadora que, no concurre el consentimiento lo cual deviene en que el contrato no se ha otorgado y ello determina que el matrimonio no se ha celebrado.

Añadir, que como se ha expuesto el expediente matrimonial no refleja consentimiento matrimonial ni manifestación de voluntades más allá que la expresamente establecido en la ley, que es la comprobación de que concurren en las partes los requisitos necesarios de capacidad para contraer matrimonio.

Respecto a las manifestaciones esgrimidas de la de voluntad la Sentencia de la Sala de lo Social, Sección 1ª de octubre 2007 que establece “… La segunda cuestión, consistente en determinar si el propósito de contraer matrimonio puede valorarse como la existencia del mismo, ha de decidirse también en sentido negativo .

La sentencia recurrida [en aquél caso] acudía a los artículos 3 y 53 del Código Civil.

El primero referente, como es sabido, a la aplicación e interpretación de las normas; y el segundo, regulador de la validez del matrimonio a pesar de la incompetencia o nombramiento ilegitimo del Juez o funcionario que lo autorice, siempre que haya buena fe de uno de los contrayentes y el funcionario autorizante ejerciera públicamente sus funciones.

Ninguno de estos preceptos es concluyente a efectos de trocar el consentimiento prestado en forma por el propósito matrimonial por muy evidente que sea este.

Pues es sabido que aunque el matrimonio es consensual, la forma del consentimiento es esencial al mismo, ya que la existencia de que este consentimiento conste de modo indubitado y público lo requiere la trascendencia que el matrimonio tiene para los contrayentes, su posible descendencia y la sociedad toda.

Por ello se dan facilidades para que la forma del consentimiento sea cumplida, permitiendo la forma religiosa o a la civil, y dentro de esta son varios los funcionarios que pueden autorizarlo –artículo 51 -, se omite la formación de expediente previo en el supuesto de matrimonio “in artículo mortis” y se amplían las personas que pueden autorizarlo – artículo 52-, pero siempre es necesario que los mínimos formales sean cumplidos como lo evidencian los artículos 49 , 51 , 54 , 57 , 58 , 59 , y 61 del Código Civil, y por ello es claro que la naturaleza del matrimonio impide que el consentimiento presunto o propósito de contraer matrimonio sea equivalente al consentimiento formal que constituye la médula esencial de la institución “.

En consecuencia, siendo necesario el consentimiento expreso y constituyente del matrimonio, se desestima el recurso de suplicación.

En virtud de lo expuesto,

FALLO:

Se desestima el recurso de suplicación interpuesto por la representación procesal de Doña Alicia contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número 3 de Palma de Mallorca de octubre de 2018 , a instancia de la parte recurrente frente al Instituto Nacional de la Seguridad Social, y en su consecuencia se confirma la sentencia recurrida.

Notifíquese la presente sentencia a las partes y a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s