SENTENCIA NUMERO 951/2017 DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE VALENCIA SECCION DECIMA DE FECHA 8 DE NOVIEMBRE DE 2017. PONENTE JOSÉ ENRIQUE DE MOTTA GARCÍA-ESPAÑA. ATRIBUCIÓN DEL PAGO DE LAS CUOTAS DE COMUNIDAD DE PROPIETARIOS EN PROCESOS DE FAMILIA

SENTENCIA NUMERO 951/2017 DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE VALENCIA SECCION DECIMA DE FECHA 8 DE NOVIEMBRE DE 2017. PONENTE JOSÉ ENRIQUE DE MOTTA GARCÍA-ESPAÑA. ATRIBUCIÓN DEL PAGO DE LAS CUOTAS DE COMUNIDAD DE PROPIETARIOS EN PROCESOS DE FAMILIA.

RESUMEN.- Atribución del pago de las cuotas de comunidad de propietarios en procesos de familia cuando la vivienda familiar es asignada a la esposa y progenitora custodio. Será el usuario del inmueble el final beneficiario de los servicios que se sufragan con cargo a la mensualidad quién haga frente por sí y en exclusiva del pago del concepto de cuotas de comunidad de propietarios

FUNDAMENTOS DE DERECHO:

PRIMERO.- Queda circunscrito el presente recurso únicamente a los gastos de la comunidad de la vivienda cuya uso se ha atribuido a la esposa e hija y como quiera que ha sido la esposa a la que se ha atribuido el uso de la misma, procede atribuir a la misma el pago del concepto de cuotas de comunidad de propietarios, pues en la materia es criterio constante de las Secciones de Familia de las Audiencias que haga frente por sí y en exclusiva, el ocupante a quien, como progenitor custodio, viene atribuido el uso al amparo del artículo 96 del Código Civil , lo que se hace extensivo a otros inmuebles gananciales, como es la plaza de garaje, a cuantos gastos ordinarios y comunes origine el empleo, desembolsos entre los que se incluyen las cuotas mensuales ordinarias de comunidad de propietarios, en cuanto derivan y son propias del mantenimiento y conservación (no así las derramas, cargas y tributos que afecten directamente al derecho de propiedad), siendo dicho usuario del inmueble el final beneficiario de los servicios que se sufragan con cargo a la mensualidad, superando la aplicación mera y automática de la vigente Ley de Propiedad Horizontal, y en la perspectiva del contenido de los artículos 491 a 512 y 523 a 529, así como concordantes, todos ellos del Código Civil , donde se regulan las obligaciones del usufructuario, así como el uso y la habitación.

En este sentido se puede mencionar, entre otras muchas, la sentencia de la Sala 22 de la Audiencia de Madrid, de 12 de marzo de 2.008 , en la que se expresa: “Cierto es que, conforme declara el Tribunal Supremo (vid Sentencias de 25 de mayo de 2.005 y 1 y 20 de junio de 2.006 ), el artículo 9-5º de la Ley de Propiedad Horizontal , de 1.960, al igual que el 9º.1 f de la vigente de 1.999, impone al propietario, de una forma clara e inequívoca, el pago de los gastos de comunidad, lo que, en dichas resoluciones, conduce a considerar que el abono de los mismos realizado por uno solo de los cónyuges cotitulares de inmueble, al que, en la litis matrimonial, se le atribuyó su uso, constituye un crédito de este contra la sociedad de gananciales en liquidación.

SEGUNDO.- No podemos, sin embargo, olvidar que las cuotas ordinarias de comunidad tienen por objeto cubrir económicamente una serie de servicios, tales como los de portería, limpieza, luz o, en general, mantenimiento de zonas comunes que, en supuestos como el presente, tan solo benefician de modo directo y personal a uno de los cotitulares, esto es aquel que ostenta el derecho exclusivo y excluyente de uso.

En lógica y justa correspondencia, según viene de modo reiterado manteniendo esta Sala, ha de recaer sobre el beneficiario de tales servicios el gasto inherente a la ocupación del inmueble, en cuanto originados por quienes moren en el mismo, redundando en su exclusivo beneficio.

TERCERO.- Dentro de la regulación del derecho de uso y habitación, figuras que guardan evidente similitud con la del artículo 96 del Código Civil , el artículo 500, por la remisión genérica efectuada en el 528, previene que el usufructuario (en este caso el usuario) está obligado a hacer las reparaciones ordinarias que necesiten las cosas dadas en usufructo; y se añade que se considerarán ordinarias las que exijan los deterioros o desperfectos que procedan del uso natural de las cosas y sean indispensables para su conservación.

Obvio es que si uno solo de los cónyuges está percibiendo una utilidad económica derivada del derecho de uso, que le otorga la posesión del inmueble a los fines de cubrir en el mismo sus necesidades cotidianas de alojamiento, ha de entenderse que las cuotas de comunidad forman parte de los gastos que derivan del mantenimiento y uso del inmueble que dicho consorte, con exclusión del otro, hace del mismo y sus instalaciones comunes, por lo que nos parece forzado incluir aquellos gastos dentro de las obligaciones que incumben al usuario, bajo la cobertura del artículo 504, en relación con el 500, dentro del concepto de contribuciones que recaigan sobre los frutos o utilidades.”

Consecuentemente con nuestro criterio, las cuotas ordinarias de comunidad de propietarios no pueden ser a cargo de ambos cónyuges por mitad como recoge la sentencia de instancia, procediendo por ello revocar la misma acordando que serán a cargo de la esposa, sin hacer expresa declaración en cuanto a las costas de esta alzada.

FALLO:

En atención a todo lo expuesto, la Sección Décima de la Audiencia Provincial de Valencia, en nombre de Su Majestad del Rey Ha decidido:

Declaramos haber lugar al recurso de apelación interpuesto por la Procuradora Doña Mónica Hidalgo Cubero en representación de Don Edemiro contra la sentencia de fecha 9-3-2017 dictada por el Juzgado de 1ª instancia nº 26 de Valencia cuya resolución revocamos en el sentido de que los gastos de la comunidad de propietarios ordinarios serán a cargo de la esposa, sin hacer expresa declaración en cuanto a las costas de esta alzada.

En cuanto al depósito consignado para recurrir, se declara su devolución.

Contra la presente resolución cabe interponer recurso de casación por interés casacional siempre que concurran las causas y se cumplimenten las exigencias del artículo 477 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y, en su caso, y acumuladamente con al anterior, recurso extraordinario por infracción procesal, en un solo escrito, ante ésta Sala, en el plazo de veinte días , contados desde el siguiente a su notificación, adjuntando el depósito preceptivo para recurrir establecido en la Disposición Adicional Decimoquinta de la Ley Orgánica 1/2009, de 3 de noviembre ; salvo que tenga reconocido el derecho a la asistencia jurídica gratuita, el cual deberán acreditar, al efectuar cualquier solicitud ante el Tribunal superior.

Así por esta nuestra sentencia, de la que se llevará certificación al rollo, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Que la anterior sentencia ha sido leída y publicada por el Ilmo. Sr. Magistrado que la dicto, estando celebrando Audiencia Pública la Sección Décima de la Audiencia Provincial en el día de la fecha. Doy fe.