PROTOCOLIZACIÓN DE TESTAMENTO CERRADO.-

 

PROTOCOLIZACIÓN DE TESTAMENTO CERRADO.-

Una vez presentado se procede a su apertura y protocolización. Dispone el artículo 714 del Código Civil:

Para la apertura y protocolización del testamento cerrado se observará lo previsto en la legislación notarial.”

Esta materia se regula en los artículos 57 a 60 de la Ley del Notariado, siendo de competencia exclusiva del Notario. No es posible entrar detalladamente en estos artículos, destacar que;

El objetivo de estos trámites es comprobar:

a) El cumplimiento de las formalidades prescritas en el artículo 707 del Código Civil.

b) Si el pliego se encuentra íntegro sin señales de haber sido abierto.

Para ello debe distinguirse.

1º. Que el testamento cerrado esté en poder del Notario autorizante del mismo (competente ex artículo 712.2 CC por Ley) ante quien se inicia el procedimiento, en cuyo caso no es preciso adverar el sobre ni la cubierta si siempre estuvo Archivado en la Notaría, pero sí proceder a la notificación a los interesados como en el supuesto siguiente.

2º. Testamento cerrado en poder de un tercero, en este caso habrá que comprobar que el testamento cerrado es el mismo que se otorgó en su día. A tal fin quien presente el testamento u otro  nteresado podrá solicitar al Notario que cite para la fecha más próxima al Notario autorizante del testamento si fuera distinto y en su caso a los testigos instrumentales que hubieran intervenido en el otorgamiento.

3º-  Según el artículo 59 LN, practicadas las diligencias y resultando de ellas que se han guardado las  solemnidades establecidas por la Ley es cuando el Notario procede a abrir el pliego y leer en voz alta el testamento –salvo aquellas cláusulas que del propio testamento queden reservadas hasta una cierta época, no indeterminadamente–. Los parientes y otras personas a las que pueda presumirse algún interés podrán presenciar la apertura del pliego y lectura del testamento si lo consideran conveniente.

4º.- Si el Notario considera justificada la autenticidad del pliego autorizará el acta de protocolización y expedirá copia de la misma a los interesados que la soliciten. En caso contrario, lo hará constar así, cerrará el acta y no autorizará la protocolización del testamento.

Autorizada o no la protocolización del testamento, los interesados no conformes podrán ejercer su derecho en el juicio que corresponda (artículo 60 LN). Este procedimiento será el juicio declarativo ordinario.

5º.-  Si fuera protocolizado se exige igualmente la constancia en el Registro General de Actos de Última Voluntad, tanto por la remisión genérica del artículo 22.2 LJV como por el Anexo I.3.A) RN que lo establece expresamente.

Finalmente hay que señalar que se recoge una forma especial de revocación del testamento cerrado, la real que consiste en la destrucción intencionada por el testador del testamento en el artículo 742 del Código Civil.

D. Luis A. Alvarez Moreno