Pensión alimenticia características y obligatoriedad.

Nuestro Código Civil, regula en los artículos 142 a 153 la obligación legal de los alimentos.

El fundamento radica en la solidaridad familiar y la relación parental que hacen nacer, dentro de ciertos límites, el deber de procurar a quien lo necesite la satisfacción de sus necesidades. Por eso requiere relación de parentesco.

Los límites establecido, en virtud de la cuantía a abonar lo será en base a dos cuestiones fundamentales, y totalmente lógicas:

  • La necesidad del alimentista y

  • La capacidad económica del alimentante.

Este deber debe diferenciarse de:

a) el deber de ayuda y socorro mutuo entre los cónyuges, que tiene su base en la relación matrimonial y su base legal en los artículos 67 y 68 del Código Civil.

b) el deber de alimentar a los hijos que corresponde al padre, cuya base se encuentra en la patria potestad, artículo 154 del Código Civil.

CARACTERISTICAS.-

1.- Es un derecho/deber de carácter Personalísimo:

Ello significa que, aunque su contenido es patrimonial y su cumplimiento puede consistir en la entrega de una cantidad de dinero, su finalidad, de protección de la vida de una persona y su fundamento familiar permiten considerar los alimentos de naturaleza no patrimonial.

Por eso es inembargable, en virtud de los dispuesto en el artículo 605 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, está prohibido someterlo a arbitraje y que no es susceptible de transacción, así el artículo 1814 del Código Civil.

Por eso mantiene el artículo 151, apartado primero: “No es renunciable ni transmisible a un tercero el derecho a los alimentos”. Ahora bien;

  • El artículo 151.2 del Código Civil dice: “Tampoco pueden compensarse con lo que alimentista deba al que ha de prestarlos”; en efecto, pues tales pensiones son crédito ordinario y no hay cuestión de orden público.

  • Cabe que el alimentista renuncie a las garantías del crédito establecidas por convenio o incluso por el Juez.

 

2) Imprescriptibilidad;

Aunque se den las condiciones de ejercicio y el alimentista no lo ejercite. Prescriben, en cambio, las concretas pretensiones alimentarias ya vencidas en cinco años, artículo 1966, apartado primero del Código Civil.

3) Reciprocidad;

Se funda en el carácter recíproco del parentesco. Así lo sanciona el artículo 143 del Código Civil. Pero no implica identidad de contenido.

4) Relatividad;

Deben concurrir la necesidad del alimentista y la posibilidad del obligado, circunstancias que matizan el “quantum” de la prestación.

5) No solidaridad;

El artículo 145 del Código Civil, por su parte, tras ordenar el reparto de la pensión entre los distintos obligados, previene, como excepción, el pago provisional por uno sólo de ellos “en caso de urgente necesidad y por circunstancias especiales”.