CONSTANDO EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD LA ANOTACIÓN PREVENTIVA DE EMBARGO, HABIENDO SIDO PRACTICADO EL EMBARGO POR DEMANDA DIRIGIDA FRENTE A UN CÓNYUGE Y NOTIFICADO EL OTRO, PESE A CONSTAR EN EL REGISTRO QUE LA SOCIEDAD DE GANANCIALES SE ENCONTRABA DISUELTA POR DIVORCIO, NO ES NECESARIO EN EL SUPUESTO DE AMPLIACIÓN DEL EMBARGO POR COSTAS, QUE LA DEMANDA SE DIRIJA FRENTE A AMBOS CÓNYUGES. RESOLUCIÓN DE 16 DE FEBRERO DE 2015, DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE LOS REGISTROS Y DEL NOTARIADO. BOE 13-03-2015.

CONSTANDO EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD LA ANOTACIÓN PREVENTIVA DE EMBARGO, HABIENDO SIDO PRACTICADO EL EMBARGO POR DEMANDA DIRIGIDA FRENTE A UN CÓNYUGE Y NOTIFICADO EL OTRO, PESE A CONSTAR EN EL REGISTRO QUE LA SOCIEDAD DE GANANCIALES SE ENCONTRABA DISUELTA POR DIVORCIO, NO ES NECESARIO EN EL SUPUESTO DE AMPLIACIÓN DEL EMBARGO POR COSTAS, QUE LA DEMANDA SE DIRIJA FRENTE A AMBOS CÓNYUGES. RESOLUCIÓN DE 16 DE FEBRERO DE 2015, DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE LOS REGISTROS Y DEL NOTARIADO. BOE 13-03-2015.

RESUMEN.– 23 Mar, 2015.- La Dirección General de los Registros y del Notariado considera que en los supuestos de ampliación del embargo por costas, no es necesario dirigir la demanda frente a ambos cónyuges, pese constar la sociedad de gananciales disuelta sin liquidar, cuando la demanda inicial se dirigió a un cónyuge y notificado al otro.

Resolución de 16 de febrero de 2015, de la Dirección General de los Registros y del Notariado. BOE 13-03-2015.

“…FD 1. Es objeto de este recurso determinar la posibilidad de hacer constar en el Registro la ampliación de un embargo, debidamente anotado en su inicio, cuando consta en el Registro que la finca se encuentra inscrita en favor de unos cónyuges casados en gananciales, así como la disolución de dicha sociedad conyugal, sin liquidar, y bajo la circunstancia de que el embargo se ha dirigido contra uno de los titulares, habiendo siendo notificado el otro.

4. (…) La doctrina de este Centro Directivo se ha ido consolidando y concretando a lo largo del tiempo, de tal manera que, desde el tenor literal del artículo 613 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, ha permitido la llamada ampliación de embargo no sólo por nuevos intereses y costas generados a lo largo del procedimiento ejecutivo, sino incluso por nuevos importes del principal de la deuda que genera el apremio, siempre que tuviesen el mismo origen que el débito original y que por ello pudiesen ser exigidos en el mismo procedimiento, como ocurre en los nuevos vencimientos de una deuda de duración periódica (Resoluciones de 4 de diciembre de 2003, 7 de junio de 2006 y 14 de julio de 2011). Esta razón es igualmente aplicable, por tanto, a las costas ya existentes en un procedimiento, y cuya exigibilidad pudiera implicar el devengo de intereses de las mismas y por ello es posible su clasificación como un partida más que incorporar al principal de la deuda que se reclama, al no dejar de ser una deuda accesoria nacida como consecuencia del impago de la obligación principal. Esta consideración obedece a la naturaleza que tiene el embargo como traba procesal que afecta un bien al resultado de un procedimiento, así como la constancia registral de la misma a través de la anotación de embargo, en la que las cantidades que se consignan en la misma son un mero reflejo de la situación en que se encuentra un proceso dinámico y a cuyo resultado final esas cantidades consignadas en el Registro no afectan o limitan en cuanto a su responsabilidad, con la excepción prevista en el propio artículo 613 de la ley procesal, es decir, para los adjudicatarios de una ejecución posterior, pero no para otros titulares o terceros poseedores que pudieran aparecer en el Registro. Constando en el Registro de la Propiedad la anotación preventiva de embargo, habiendo sido practicado el embargo por demanda dirigida frente a un cónyuge y notificado el otro, pese a constar en el Registro que la sociedad de gananciales se encontraba disuelta por divorcio, dicho asiento se encuentra bajo la salvaguardia de los tribunales (artículo 1.3.º de la Ley Hipotecaria) y no puede pretenderse ahora en el supuesto de ampliación del embargo por costas, que la demanda se dirija frente a ambos cónyuges. En consecuencia, esta Dirección General ha acordado estimar el recurso y revocar la nota de calificación del registrador en los términos que resultan de los anteriores pronunciamientos.”

Proporcionado por I.C.A.M.