¿Es posible determinar pensión compensatoria por divorcio en matrimonio de escasamente dos años de duración ?.

En sentencia dictada en fecha 15 de Octubre del año en curso por el Tribunal Supremo, se determina una cuestión importante, al solicitar la que fuera esposa, una pensión compensatoria, si bien el matrimonio duró escasamente dos años.

En tal sentido, reconoce esta posibilidad, esto es, la de fijar una pensión compensatoria aun en los casos, en los que, la duración del matrimonio no ha sido larga en el tiempo; mas bien al contrario.

Se fundamenta, principalmente, en que el desequilibrio que el divorcio genera respecto de uno de los cónyuges.

En el presente caso, vinculado a la perdida de expectativas y de recursos económicos renunciados, conocidos por el otro cónyuge, a causa de dicho matrimonio.

La Audiencia Provincial considera que, pese a los dos años de duración del matrimonio, el divorcio ocasionado a la esposa, un desequilibrio económico respecto a la situación anterior en el matrimonio, pues entonces percibía una pensión compensatoria vitalicia y la expectativa de percibir una pensión de viudedad en su momento, que pierde con el nuevo matrimonio con el ahora demandado.

Se parte de la premisa destacable de la edad, superior a los sesenta años, por lo que es fácilmente deducible, las escasas posibilidades de incorporarse al mercado laboral, por parte de a que fuera esposa.

Por ello, tenemos dos cuestiones importantes, primero el desequilibrio económico que provoca, en este caso a la esposa, la disolución del vinculo matrimonial, y un segundo aspecto se circunscribe en lo concerniente a las escasas posibilidades de la misma a acceder a una puesto de trabajo.

A este último aspecto el esposo, fundamenta en su recurso, que dado que la esposa en momento alguno a desarrollado actividad profesional, no se conculca la idea o concepto de pérdida de expectativas laborales.

El esposo interpone recurso de casación, negando que exista desequilibrio económico tras la ruptura matrimonial, pese a la disparidad de ingresos entre ambos cónyuges.

Aunque el matrimonio ha tenido una duración de menos de dos años, la esposa renunciaba con dicha unión, como conocía el esposo, a los únicos recursos que tenía, procedentes de la pensión compensatoria vitalicia de la que hasta entonces gozaba.

En la Fundamentación Jurídica de dicha resolución se trae a colación la Sentencia numero 153 de 15 de Marzo de 2018, y recuerda la doctrina reiterada de esta sala expresiva de que las conclusiones alcanzadas por el tribunal de apelación, ya sean en el sentido de fijar un límite temporal a la pensión, ya en el de justificar su carácter vitalicio, deben ser respetadas en casación siempre que aquélla sea consecuencia de la libre y ponderada valoración de los factores a los que se refiere de manera no exhaustiva el artículo 97 del Código Civil, y que han de servir tanto para valorar la procedencia de la pensión como para justificar su temporalidad, siendo posible la revisión casacional únicamente cuando el juicio prospectivo sobre la posibilidad de superar el inicial desequilibrio en función de los factores concurrentes se muestra como ilógico o irracional, o cuando se asienta en parámetros distintos de los declarados por la jurisprudencia.

Considera la sentencia que la esposa tiene, al tiempo de dictarse, 63 años de edad.

Se casó con 61 años, y no trabajaba cuando contrajo matrimonio, ni tampoco después, percibiendo únicamente 200 euros de su anterior marido en concepto de pensión compensatoria, que dejó de percibir cuando contrajo matrimonio con el ahora recurrente, de 69 años de edad, con ingresos de 624 euros al mes y con una vivienda en la que reside recibida por herencia, pendiente de división, por lo que el divorcio ha ocasionado a la esposa un desequilibrio económico respecto a la situación anterior en el matrimonio, pues entonces percibía una pensión compensatoria vitalicia y la expectativa de percibir una pensión de viudedad en su momento, que ha perdido con el nuevo matrimonio.

La fundamentación, también valora el hecho de la dificultad, por parte de la esposa al mercado laboral con sus circunstancias personales y que existe una previsión razonable de que no va a lograr superar ese desequilibrio en un plazo determinado, de todo lo cual era conocedor su esposo al tiempo de contraer matrimonio.

Determina el alto Tribunal que la decisión de la Audiencia es el resultado de un juicio prospectivo razonable, lógico y prudente, pues no se compadece mal con la edad, con los recursos económicos del matrimonio, especialmente de la esposa, así como con la posible dificultad de rehacer esta su vida laboral.

Cierto que el matrimonio ha tenido una duración de menos de dos años, pero al mismo llegó la esposa, conociéndolo el esposo, no solo con una perdida razonable de expectativas, sino perdiendo los únicos recursos que tenía, y ello se debe valorar a los efectos de fijar en su favor una pensión compensatoria, conforme a lo dispuesto en el artículo 97 del Código Civil.

El Fallo de la presente resolución del Tribunal Supremo determina, la desestimación del Recurso interpuesto por el esposo, con expresa imposición de las costas causadas en el mismo, en aplicación de lo dispuesto en los artículos 394 y 398 de la Ley procesal civil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s