SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL (SALA PLENO) DE 5 DE NOVIEMBRE DE 2015. Nº REC. 1709 (2013). PRIMACÍA DEL DERECHO DE LA UNIÓN EUROPEA

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL (SALA PLENO) DE 5 DE NOVIEMBRE DE 2015. Nº REC. 1709 (2013). PRIMACÍA DEL DERECHO DE LA UNIÓN EUROPEA.-

El Tribunal Constitucional determina la aplicación preferente de la normativa europea cuando ya haya sido interpretada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, anulando la sentencia que denegó el pago de sexenios a profesor interino por no ser funcionario de carrera.

El Pleno del Tribunal Constitucional estima el recurso de amparo presentado por un profesor interino al que la Comunidad de Madrid, mediante acuerdo confirmado por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, denegó el derecho a percibir el pago los sexenios, por no ser funcionario de carrera.

 

La Directiva 1999/70/CE, prohíbe discriminar a los trabajadores interinos frente a los trabajadores fijos si no hay “razones objetivas”, diferentes a la duración del contrato que lo justifiquen.

 

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea se había pronunciado en varias ocasiones, al resolver cuestiones prejudiciales planteadas por jueces españoles, sobre cuál es “la interpretación correcta del principio de no discriminación” contenido en esta directiva, dictaminando que la normativa española es contraria a la europea en este aspecto.

 

El TC explica que, si bien las normas del Derecho de la Unión Europea no tienen “rango y fuerza constitucionales”, el Tribunal Constitucional tiene el deber de valorar los actos de los poderes públicos sometidos a su enjuiciamiento, tanto cuando dichos actos aplican las normas de la UE como cuando se plantea que son contrarios a las mismas. Y, desde la perspectiva más concreta del derecho a la tutela judicial efectiva (art. 24.1 CE), en su vertiente de derecho a un proceso con todas las garantías, el Tribunal debe velar por que los jueces y tribunales resuelvan “conforme al sistema de fuentes establecido”.

 

Entre esas “fuentes” está el derecho comunitario y es al TC a quien corresponde, como el propio Tribunal ha tenido ya ocasión de afirmar, “velar por el respeto del principio de primacía del derecho de la Unión” cuando, como ocurre en este caso, “exista una interpretación auténtica efectuada por el propio Tribunal de Justicia de la Unión Europea”.

 

“El desconocimiento y preterición de esa norma de derecho de la Unión, tal y como ha sido interpretada por el Tribunal de Justicia, puede suponer una “selección irrazonable y arbitraria de una norma aplicable al proceso”, lo cual puede dar lugar a una vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva”.

 

facilitado por I.C.A.M.