EXTINCION: PASIVIDAD EN EL ACCESO AL TRABAJO QUE ADEMAS ADQUIERE CIERTO PATRIMONIO; VOCACION TEMPORAL DE LA COMPENSATORIA. SENTENCIA DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE BARCELONA.SECCIÓN DUODÉCIMA. NUMERO 19389/2014 ROLLO N° 961/2013-A JUZGADO PRIMERA INSTANCIA 19 BARCELONA

EXTINCION: PASIVIDAD EN EL ACCESO AL TRABAJO QUE ADEMAS ADQUIERE CIERTO PATRIMONIO; VOCACION TEMPORAL DE LA COMPENSATORIA.

SENTENCIA DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE BARCELONA.SECCIÓN DUODÉCIMA. NUMERO 19389/2014 ROLLO N° 961/2013-A JUZGADO PRIMERA INSTANCIA 19 BARCELONA

RESUMEN.-

Solicita el exesposo la extinción de la pensión compensatoria, concurriendo, en síntesis, las siguientes circunstancias.-
-24 años de pago de pensión compensatoria.
-pensión que inicialmente era de 3.000.- € y ahora es de 3.800.- €.
-beneficiaria que inicialmente no tenía patrimonio y ahora aparece con una serie de bienes; alguno por herencia y otros por haberlos comprado ella.
-pasividad de la beneficiaria en incorporarse al mercado laboral.

PROCEDE LA MODIFICACION DE MEDIDAS.-

Frente a la tesis de que el mero transcurso del tiempo no extingue la pensión, la Sala acuerda la extinción porque.-

-Las disposiciones patrimoniales que el esposo haya hecho no vienen al caso, pues lo relevante es:

a) que lo valorado al establecer la pensión fueron los ingresos;

b) que el ex-cónyuge no puede ser participe en las ganancias del otro cuando no ha tenido ningún tipo de intervención en las mismas y, el régimen económico matrimonial se encuentra disuelto desde la separación.

-… no se trata de que exista una diferencia de ingresos y rendimientos entre quiénes un día fueron esposos, sino en que tal diferencia sea considerable por la dedicación de la esposa a la familia, con pérdida de oportunidades laborales y, por lo tanto, deba continuar siendo compensada.

– … es sumamente relevante la circunstancia de que cuando los litigantes se separaron, la Sra. XXXXXX pudo haberse reincorporado al mundo laboral pues tenía preparación para ello, si no lo hizo fue porque no quiso y por tanto ella misma se negó la posibilidad de tener sus propios ingresos (al menos en apariencia) que le habrían otorgado una plena autonomía económica. En definitiva la Sra. XXXXXX optó por no desarrollar actividad laboral, y se posicionó en una actitud de inmovilismo de la que ahora no puede reponsabilizar al actor.

-… la pensión compensatoria tiene vocación inequívoca de caducidad, puesto que es un mecanismo de requilibrar la situación económica en la que queda el cónyuge más perjudicado económicamente por la separación o el divorcio en relación con la posición que mantenía durante el matrimonio. Este mecanismo se proyecta hacia el futuro, pero debe estar sujeto a un plazocuando sea razonable la incorporación de la persona beneficiaria al mercado laboral o cuando se pueda apreciar la posibilidad de un desarrollo autónomo que le permita el acceso a los medios económicos que, en una primera fase tras la separación, le ha venido proporcionando la prestación.

-… No existe causa razonable por la cual uno de los cónyuges deba quedar obligado de por vida a satisfacer una prestación compensatoria cuando el cónyuge beneficiario que sufrió el desequilibrio con la ruptura matrimonial ha contado con oportunidades laborales durante un periodo de tiempo que sobrepasa en mucho la mitad de los años que perduró la convivencia, que es el criterio que viene aplicándose por la doctrina como criterio aplicable respecto a la duración de la prestación, salvo en casos especiales en los que la incorporación al trabajo haya resultado imposible.]

MODIFICACIÓN MEDIDAS SUPUESTO CONTENCIOSO

limos. Sres.
DON JUAN MIGUEL JIMENEZ DE PARGA GASTON
DOÑA ELENA FARRÉ TREPAT
DOÑA ISABEL CÁMARA MARTÍNEZ

En la ciudad de Barcelona, a diez de marzo de dos mil quince

VISTOS, en grado de apelación, ante la Sección Duodécima de esta Audiencia Provincial, los presentes autos de Modificación medidas supuesto contencioso, número 752/2012 seguidos por el Juzgado Primera Instancia 19 Barcelona, a instancia de D. XXXXXX representado por la procuradora Dña. ROSER CASTELLO LASAUCA y dirigido por la letrada Dña. NURIA ALBA QUINTERO, contra Dña. XXXXXX, representada por el procurador D. ANGEL JOANIQUET IBARZ y dirigido por el letrado D. LUIS ZARRALUQUI NAVARRO; los cuales penden ante esta Superioridad en virtud del recurso de apelación interpuesto por ambas partes contra la Sentencia dictada en los mismos el día 13 de mayo de 2013, por el Juez del expresado Juzgado.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- La parte dispositiva de la sentencia apelada es del tenor literal siguiente: “FALLO: Estimo parcialmente la demanda interpuesta por la Procurador de los Tribunales Da Roser Castello en nombre y representación de D. XXXXXX contra Da. XXXXXX representada por el Procurador D. Angel Joaniquet Ibarz en el sentido de modificar la sentencia de divorcio dictada por este Juzgado (autos 375/91) el 14 de Diciembre de 1992 parcialmente revocada por la de la Audiencia Provincial de 24 de Marzo de 1994 en el sentido siguiente: Primero.- Procede rebajar la pensión compensatoria en interés de Da XXXXXX y a cargo del Sr. XXXXXX que deberá fijarse en 1.500 euros mensuales que deberá ingresar en la cuenta fijada por la Sra. XXXXXX en los cinco primeros días de cada mes y actualizable cada primero de Enero con arreglo al IPC. No procede acordar la retroacción de esta rebaja.
No procede imponer las costas procesales”.

SEGUNDO.- Contra la anterior sentencia interpuso recurso de apelación la parte ambas partes mediante su escrito motivado; se dio traslado a la contraria, con el resultado que obra en las actuaciones y se elevaron las mismas a esta Audiencia Provincial.

TERCERO.- Se señaló para votación y fallo el día 5 de febrero de 2015.

CUARTO.- En el presente procedimiento se han observado y cumplido las prescripciones legales.
VISTO, siendo Ponente la Ilma. Magistrada Doña Isabel Cámara Martínez.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Se admiten los Fundamentos de Derecho de la Sentencia apelada, salvo los que sean sustituidos por los de la presente resolución.

PRIMERO.- La sentencia de instancia estima parcialmente la modificación de efectos de sentencia interesada por la representación procesal de D. XXXXXX, en el sentido de modificar la sentencia de divorcio dictada por este Juzgado de fecha el 14 de Diciembre de 1992 parcialmente revocada por la de la Audiencia Provincial de 24 de Marzo de 1994 , y en consecuencia rebaja la pensión compensatoria ( 3832 euros/mes actualizados) en interés de Da XXXXXX y a cargo del Sr. XXXXXX y la fija en 1.500 euros mensuales actualizable cada primero de Enero con arreglo al IPC. Al tiempo, no acuerda la retroacción de la rebaja acordada.

El fundamento de la Juez a quo es que sigue existiendo un claro desequilibrio entre las posiciones de los litigantes por lo que ni la mejora en la situación de la acreedora ni el empeoramiento en la situación del demandante dejan de justificar la existencia de pensión compensatoria, aunque si permiten una reajuste de la cantidad a percibir, y que tal como se tuvo en cuenta en sede de separación y divorcio ha de ponderar los rendimientos regulares del obligado. Por ello teniendo en consideración la cantidad percibida en concepto de jubilación, y los tres seguros rescatados más las cantidades donadas se estima que los ingresos reguladores obtenidos oscilaran sobre los 7.000 euros mensuales. Aplicando el 20% considerado en autos de separación procede rebajar la pensión compensatoria a 1.500 euros mensuales.

SEGUNDO.- Frente dicho pronunciamiento se alzan ambas partes litigantes.

La representación procesal del actor interesa se deje sin efecto la rebaja de la pensión de que se trata, y acuerde la extinción de la pensión compensatoria qué en su favor tiene reconocida la Sra. XXXXXX con efectos retroactivos al momento de la recepción por la adversa del burofax (28 de junio de 2012 ( documento 7 demanda), solicitando el inicio de la mediación o en su caso, de la fecha de interposición de la demanda.

Subsidiariamente, y para el caso que no se considere adecuada la extinción de la pensión en el sentido interesado anteriormente, se acuerde el importe de 641,40 euros por tiempo de dos años a contar desde la fecha en qué solicitó a la adversa el inicio del procedimiento de mediación, interesa además que se aplique a la referida cantidad las reglas de actualización y abono que se establecieron en la Sentencia que fijó la mencionada prestación, y que transcurrido el plazo señalado de dos años, la prestación quedará automáticamente extinguida sin necesidad de interponer procedimiento judicial alguno. En ambos casos, deberá acordarse la obligación de la Sra. XXXXXX de devolver las cantidades que de más haya recibido desde la fecha en que quede determinada como procedente para la extinción o reducción de la pensión.

Con carácter subsidiario solicita el actor que incremente en la misma proporción de incremento que lo haga la pensión de jubilación por clases pasivas que percibe el actor.

Por su parte la demandada interesa en su recurso se mantenga la pensión compensatoria establecida al tiempo del divorcio con fundamento en los siguientes motivos:

1) la situación de jubilación no es una variación sustancial, es previsible.
2) la esposa no ha desempeñado actividad laboral alguna, sin que tampoco tenga posibilidades de acceder a un empleo, pues tiene 69 años.
3) sus únicos ingresos provienen de la pensión de que se trata.
3) al tiempo del divorcio, a diferencia de lo que se recoge en la sentencia, ya era titular de un inmueble y un garaje sitos en Barcelona y dos fincas proindiviso sitas en San Pol de Mar. Por tanto su capacidad no se ha visto aumentada.
4) la perdida económica del esposo en relación a su extenso patrimonio es mínima.
5) la Sentencia fija la pensión compensatoria de en 1.500 euros lo que supone una reducción de casi el 50%

TERCERO.- La pensión compensatoria, actualmente llamada “prestación compensatoria” por el art. 233-14 CCCat, es “una institución que prolonga la solidaridad matrimonial después de la ruptura de la convivencia, a fin de equilibrar en la forma más equitativa posible la situación económica en que queda el cónyuge más perjudicado económicamente por la nulidad, separación o divorcio, en relación con la que mantenía constante la relación matrimonial, si bien con una vocación inequívoca de caducidad, en la medida en que así lo indica la fijación legal de una serie de causas que pueden producir su extinción, bien por motivos contemplados al tiempo de su constitución – determinación de un plazo- o bien por causas sobrevenidas relacionadas con su naturaleza y función reequilibradora” ( STSJ, Civil sección 1 del 15 de abril del 2013 (ROJ: STSJ CAT 5325/2013) y STSJ, Civil sección 1 del 26 de noviembre del 2012 (ROJ: STSJ CAT 13100/2012) y las que citan).

Por desequilibrio ha de entenderse un empeoramiento económico en relación con la situación existente constante matrimonio que debe resultar de la confrontación entre las condiciones económicas de cada uno, antes y después de la ruptura y constituye finalidad legítima de la norma colocar al cónyuge perjudicado por la ruptura en una situación de potencial igualdad de oportunidades laborales y económicas respecto de las que habría tenido de no mediar el vínculo matrimonial. Ha de tener su origen en la pérdida de derechos económicos o legítimas expectativas a consecuencia de la mayor dedicación al cuidado de la familia ( STS, Civil sección 1 del 23 de enero del 2012 (ROJ: STS 234/2012) .

Desde la ya antigua STSJ, Civil sección 1 del 26 de julio del 1999 (ROJ: STSJ CAT 7352/1999) , el tema de la temporalidad de la prestación compensatoria y de su extinción por cambio sustancial de las circunstancias ha sido tratado en un sentido cada vez más abierto.

Como dicen las STS, Civil sección 1 del 27 de octubre del 2011 (ROJ: STS 7174/2011) y STS, Civil sección 1 del 20 de diciembre del 2012 (ROJ: STS 8523/2012) , las condiciones que llevaron al nacimiento del derecho a la pensión compensatoria pueden cambiar a lo largo del tiempo y constituye doctrina jurisprudencial que el reconocimiento del derecho, incluso de hacerse con un límite temporal, no impide el juego de los artículos 100 y 101 CC (alteración sustancial y sobrevenida de las circunstancias anteriores o la convivencia del perceptor con una nueva pareja) o el cese de las causas que determinaron el reconocimiento del derecho ( artículo 101 CC ) . De modo que aunque la pensión es un derecho que no sufrirá alteraciones, a no ser que se produzca el supuesto de hecho del art. 100 CC, dentro de la expresión”modificación por alteraciones sustanciales”, debe incluirse la temporalización de una pensión acordada en principio como vitalicia ( STS, Civil sección 1 del 24 de noviembre del 2011 (ROJ: STS 8402/2011 ). Es decir, cuando se acredite que se ha reequilibrado o que con la temporalidad se reequilibra la situación económica del cónyuge acreedor, de modo que lo relevante no es el dato objetivo del paso del mismo, sino la superación de la situación de desequilibrio que justificó la concesión del derecho.
Nuestro Tribunal Superior considera que la temporalidad es la regla cuando no existen hijos menores de edad ( STSJ, Civil sección 1 del 15 de abril del 2013 (ROJ: STSJ CAT 5325/2013)

El Tribunal Supremo ha declarado que no es posible poner fin a la pensión reconocida por el mero transcurso del tiempo en su percepción, salvo que se haya pactado STS, Civil sección 1 del 27 de octubre del 2011 (ROJ: STS 7174/2011) , STS, Civil sección 1 del 03 de octubre del 2011 (ROJ: STS 6096/2011) STS, Civil sección 1 del 03 de octubre del 2008 (ROJ: STS 5236/2008 y STS, Civil sección 1 del 27 de junio del 2011 (ROJ: STS 4632/2011) , pero también que lo relevante no es el dato objetivo del paso del tiempo sino la posibilidad de superar la situación de desequilibrio que justificó la concesión del derecho, de forma que la pasividad, el interés insuficiente demostrado por la esposa en orden a la obtención de un empleo permite apreciar la superación del desequilibrio ( STS, Civil sección 1 del 15 de junio del 2011 (ROJ: STS 4825/2011) .

La STSJ, Civil sección 1 del 19 de diciembre del 2011 (ROJ: STSJ CAT 11753/2011) recuerda, con cita de otras anteriores, que la pensión compensatoria tiene vocación inequívoca de caducidad y admite introducir una limitación temporal a una compensatoria concedida como indefinida.
CUARTO. – En nuestro caso, con los elementos de hecho que describe la sentencia de primera instancia, en los que básicamente coinciden las alegaciones de las partes, salvo en la disconformidad que muestra la demandada que mantiene que su situación económica no ha variado en relación al tiempo del divorcio porque en dicho momento ya era titular de un inmueble y un garaje sito en Barcelona y dos fincas en pro-indiviso sitas en Sant Pol de Mar. Sin embargo la prueba revela que los bienes, nunca han sido propiedad de la apelante en su totalidad sino que lo era de una mitad indivisa , y consta que el actor interpuso un procedimiento de revocación de donación de aquellas mitades indivisas a las que hace mención la adversa qué ganó en primera instancia tras el divorcio y sólo posteriormente, cuando el procedimiento se encontraba en sede de apelación, llegaron al acuerdo por el que la Sra. XXXXXX se adjudicaba la vivienda sita en Barcelona (sin plaza de garaje pues esta, la adquirió directamente en 30 de enero de 1998, según el documento núm 4 de los de la contestación a la demanda), y el actor las fincas de Sant Pol de Mar. De donde se sigue que la Sra. XXXXXX al tiempo del divorcio, no era propietaria de absolutamente nada, tal y como se recoge por la magistrada de instancia.

En definitiva, salvado este dato, lo que se discute es si la pensión compensatoria tiene un carácter vitalicio aún cuando, con el transcurso del tiempo y el normal desarrollo de otras actividades por la beneficiaria, la circunstancias personales y económicas de la misma se han modificado, perdiendo la prestación la función reequilibradora que tuvo tras la ruptura matrimonial.

Así, el enjuiciamiento ha de partir de la concurrencia de las siguientes circunstancias: a) la pensión compensatoria se constituyó en virtud de Sentencia de Separación de 15.02.1989 confirmada en apelación por Sentencia de 28.03.1990 que estableció una pensión compensatoria de 300.000 ptas. Con posterioridad con motivo del divorcio por Sentencia de fecha 14.12.1992 se mantiene la pensión compensatoria, que a fecha de hoy ha quedado actualizada en 3.832 euros es decir, que la demandada viene percibiendo la prestación durante más de 24 años; b) en el momento del divorcio la demandada contaba con 45 años de edad y no tenía renta y ni trabajo si bien nacieron dos hijos, XXXXXX nacido el 11.01.1971 y XXXXXX de 28.03.1975 ; c) ha quedado acreditado que en la actualidad resulta que el patrimonio de la Sra. XXXXXX está formado por los siguientes bienes:
a) una finca sita en Alicante adquirida, en parte, por herencia en el año 1997 y en el año 1999 por compra a su hermano XXXXXX de las dos sextas partes restantes por 13.372,52 euros convirtiéndose en exclusiva propietaria (folio 264 escritura publica de compraventa y al folio 211 inscripcion registral de la finca); b) finca sita en Madrid calle XXXXXX con una superficie de 87 m2 adquirida por la demandada en el año 2005 (folio 214). Constituye su vivienda habitual; c) fincas sitas en Madrid y consistentes en dos plazas de aparcamiento -493 y 494- adquiridas igualmente en el ano 2005.; d) finca en Andorra, sin datos, pero reconocida por la demandada en su interrogatorio. La finca sita en Madrid calle n° 21, la demandada refirió en su interrogatorio que este inmueble constituía el domicilio de sus padres y qué fue vendido por su madre en el año 1996 obteniendo ella personalmente unos 13 millones de pesetas.

Es evidente que la situación de la Sra. XXXXXX ha mejorado respecto a la sostenida al momento del divorcio. Todo este patrimonio, incluida la vivienda que ocupa, más la cuenta bancaria que reconoció tener en Andorra a total disposición de la demandada, sin carga ni gravamen alguna, y sin utilizar las dos plazas de garaje , según ella misma reconoció en la vista.

En cuanto a la capacidad económica del actor, en estos momentos y desde Junio de 2012 el Sr. XXXXXX ha cesado por jubilacion como Registrador de la Propiedad pasando a percibir: a) por pensión de jubilación 2.522,89 euros al mes; b) por el seguro privado derivado de su contrato con Catalana/Occidente, otros 1.628,16 euros al mes ; c) por el seguro derivado de la póliza Caser otros 2.010,16 euros al mes; d) por el rescate de la póliza de GENERALI SEGUROS el 18 de Febrero de 2013, 230.735,85 euros netos.

En consecuencia el cambio de circunstancias que ha operado en este caso es sustancial al haber cesado como se adelantaba de la actividad de Registrador de la propiedad. Es un dato incontrovertido que en el año 1990 el Sr. XXXXXX tuvo ingresos netos por importe de 18.000.000 Ptas, equivalente a 108.182,17 Euros, mientras que en la actualidad, tras la jubilación sus ingresos, brutos, son de 78.981,76 Euros, equivalente a 13.141.459 Ptas por la pensión por jubilación y las rentas recibidas de los fondos concertados en su momento.

Estos son los datos que deben tenerse en cuenta, porque cuando las partes se divorciaron, precisamente lo que se valoró fueron los ingresos provenientes de su trabajo y a ello debemos remitirnos, siendo indiferente, el mucho o poco patrimonio que el Sr. haya podido realizar tras el divorcio , pues no hacerlo de esta manera supone hacer participe al ex-cónyuge en las ganancias del otro cuando no ha tenido ningún tipo de intervención en las mismas y, el régimen económico matrimonial se encuentra disuelto desde la separación.

A ello se añade que en la propia sentencia se recoge que la imputación que le hace la demandada al Sr. XXXXXX por actuar a través de las sociedades no es de considerar a los efectos que interesa toda vez que XXXXXX SL tiene como administrador al hijo común XXXXXX y al hijo de la actual esposa del Sr. XXXXXX quienes desembolsaron la totalidad de las participaciones sociales (folio 305) -Que M. SL fue absorbida por XXXXXX SL que también fusionó XXXXXX SL. La primera fue constituida por la actual esposa del Sr. XXXXXX y su hija; -Que XXXXXX SL también fue constituida y administrada por la esposa actual del Sr. XXXXXX y que actualmente está disuelta (folio 359) – Que XXXXXX SL, fue constituida también por la Sra. XXXXXX y su hija quienes suscribieron la totalidad del capital social inicial – 500.000-Ptas y que han ido aumentado. En ella sí aparece el actor como titular de participaciones (folio 416)
De otro lado, la Juzgadora para establecer la pensión compensatoria parte de los tres ingresos del actor: Pensión clases pasivas, de 2.497,91€ mensuales rendimiento mensual seguro “Casef” 1723,07 euros, y rendimiento mensual seguro “Catalana de Occidente”, mensualmente 1.628, 16 euros sin tener en cuenta, que salvo la pensión de jubilación el resto de ingresos , no son más que la realización de los fondos que el Sr. tiene constituidos, fondos que se crean tras el divorcio, y de los que la Sra. XXXXXX no tiene derecho a su participación aun cuando estos adquieran la forma de prestación mensual.
A juicio de la sala no se trata de que exista una diferencia de ingresos y rendimientos entre quiénes un día fueron esposos, sino en que tal diferencia sea considerable por la dedicación de la esposa a la familia, con pérdida de oportunidades laborales y, por lo tanto, deba continuar siendo compensada.
A tal efecto es sumamente relevante la circunstancia de que cuando los litigantes se separaron, la Sra. XXXXXX pudo haberse reincorporado al mundo laboral pues tenía preparación para ello, si no lo hizo fue porque no quiso y por tanto ella misma se negó la posibilidad de tener sus propios ingresos (al menos en apariencia) que le habrían otorgado una plena autonomía económica.
En definitiva la Sra. XXXXXX optó por no desarrollar actividad laboral, y se posicionó en una actitud de inmovilismo de la que ahora no puede reponsabilizar al actor.
La sentencia de primera instancia argumenta que el desequilibrio subsiste, por cuanto, si bien el paso a la jubilación reducirá los ingresos mensuales del Sr. XXXXXX, sigue existiendo un claro desequilibrio entre sus posiciones por lo que ni la mejora en la situación de la acreedora ni el empeoramiento en la situación del demandante dejan de justificar la existencia de pensión compensatoria. Sin embargo la realidad de la mejora y del empeoramiento sí justifican , según la juzgadora, una reajuste de la cantidad a percibir y que tal como se tuvo en cuenta en sede de separación y divorcio ha de ponderar los rendimientos regulares del obligado. Por ello concluye que teniendo en consideración la cantidad percibida en concepto de jubilación, y los tres seguros rescatados más las cantidades donadas estima que los ingresos reguladores obtenidos oscilaran sobre los 7.000 euros mensuales, y aplicando el 20% (considerado en autos de separación ) procede a rebajar la pensión compensatoria a 1.400 euros mensuales.
Además valora que la Sra. XXXXXX tiene 69 años, y ninguna experiencia profesional y nulas expectativas de incorporarse al mundo laboral.
El criterio de la sentencia de primera instancia, no es compartido por este tribunal. La doctrina del TSJC ha venido estableciendo de forma reiterada, en relación a la prestación definida en el art 233.14 del CCat, que la pensión compensatoria tiene vocación inequívoca de caducidad, puesto que es un mecanismo de requilibrar la situación económica en la que queda el cónyuge más perjudicado económicamente por la separación o el divorcio en relación con la posición que mantenía durante el matrimonio. Este mecanismo se proyecta hacia el futuro, pero debe estar sujeto a un plazo cuando sea razonable la incorporación de la persona beneficiaria al mercado laboral o cuando se pueda apreciar la posibilidad de un desarrollo autónomo que le permita el acceso a los medios económicos que, en una primera fase tras la separación, le ha venido proporcionando la prestación. Así se pronuncian las sentencias de 8.5.2008, 10.11.2010 y 4.4.2011 del TSJ de Catalunya, entre otras muchas. El principio que subyace es el la temporalidad de la pensión, salvo que concurran circunstancias singulares que hagan aconsejable acordarla con carácter indefinido.
En el caso de autos no se aprecian tales circunstancias especiales, puesto que los litigantescontrajeron matrimonio el 20.06.1969, la convivencia perduró hasta 1989, es decir, 20 años, y la pensión viene percibiéndola ininterrumpidamente la esposa desde entonces, es decir, durante más de 24 años. Al tiempo de la separación la demandada tenía 45 años por lo que como adelantábamos tuvo oportunidad de mejorar su situación laboral, disponiendo de medios económicos durante todo este tiempo provenientes de la herencia familiar, de la liquidación de la vivienda conyugal y de los rendimientos del patrimonio, que le han tenido que permitir emprender otras actividades productivas. Es obvio que la vivienda en Alicante, y la vivienda en Andorra, es absolutamente rentable, y pueden ser una verdadera e importante fuente de ingresos para la Sra. XXXXXX, utilizando la fórmula que más le convenga, el arrendamiento, la renta vitalicia, etc.
No existe causa razonable por la cual uno de los cónyuges deba quedar obligado de por vida a satisfacer una prestación compensatoria cuando el cónyuge beneficiario que sufrió el desequilibrio con la ruptura matrimonial ha contado con oportunidades laborales durante un periodo de tiempo que sobrepasa en mucho la mitad de los años que perduró la convivencia, que es el criterio que viene aplicándose por la doctrina como criterio aplicable respecto a la duración de la prestación, salvo en casos especiales en los que la incorporación al trabajo haya resultado imposible.
Así lo ha entendido también el TS en sentencias de 28.4.2005 y 25.11.2001. Tal es, así mismo, el principio que inspira la regulación en el Código Civil de Catalunya, artículos 233-14 a 233-19 (aplicable al caso de autos en virtud de lo que establece la DT Tercera), en el que el primitivo carácter indefinido de la institución ha sido adaptado a la generalidad de situaciones que presenta la realidad sociológica actual, que parte de la plena incorporación de la mujer a las actividades productivas y de la superación de los vínculos de dependencia derivados de la unión matrimonial propios de épocas ya remotas.
El recurso de la representación del Sr. , XXXXXX en consecuencia, debe ser acogido, y se desestima el interpuesto por la demandada.

QUINTO.- La estimación del recurso del demandante, y la existencia de dudas de derecho razonables que concurren en el interpuesto por la demanda, es valorada por el tribunal para no imponer las costas de la apelación a ninguna de las partes, en aplicación de lo dispuesto en los artículos 394 y 398 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.
Vistos los preceptos legales citados, y demás de general y pertinente aplicación,

FALLAMOS

Que, debemos estimar y estimamos el recurso de apelación interpuesto por DON XXXXXX parte actora, y desestimamos el formulado por DOÑA XXXXXX, parte demandada contra la Sentencia de fecha 13 de Mayo de 2013 del Juzgado de 1ª Instancia n° 19 de BARCELONA, sobre modificación de medidas reguladoras del divorcio, dictada en los autos n° 752/2012, por lo que REVOCAMOS la expresada resolución y, juzgando definitivamente en la instancia, ESTIMAMOS LA DEMANDA inicial de las presentes actuaciones y en consecuencia declaramos extinguida la pensión compensatoria constituida por la sentencia de 15.02.1989 a partir del mes siguiente a la fecha de la presente resolución. No se hace pronunciamiento especial sobre las costas de la alzada.

Contra esta sentencia cabe recurso de casación en los supuestos del número 3° del artículo 477.2 LEC y recurso extraordinario por infracción procesal cumulativamente (D.F. 16ª,1.3ª LEC). También cabe recurso de casación, en relación con el derecho civil catalán, sustantivo y procesal, en los supuestos del artículo 3 de la Llei 4/2012. El/los recursos debe/n ser interpuesto/s ante esta Sección en el plazo de veinte días.

Y firme que sea esta resolución, devuélvanse losautos originales al Juzgado de su procedencia, con testimonio de la misma para su cumplimiento.
Así por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación al rollo, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- En este día, y una vez firmada por todos los Magistrados que la han dictado, se da a la anterior sentencia la publicidad ordenada por la Constitución y las Leyes. DOY FE.

Proporcionado por A.E.A.F.A.